PRIMERA FILA

Toda una ironía, opinó Gastón Pavlovich. El mexicano es uno de los coproductores de Cartas de Van Gogh, pieza polacobritánica nominada al Óscar a Mejor Película Animada.

 

En la categoría, enfrentará a Coco, de Pixar, inspirada en la tradición de Día de Muertos. “Qué ironía”, repitió ayer en entrevista telefónica.

 

“Pero si gana Coco, me haría feliz. La verdad, nos ha hecho un enorme favor a nosotros los mexicanos”.

 

El sonorense, quien actualmente produce el thriller gangsteril The Irishman, del realizador Martin Scorsese, recordó que siempre ha sido un admirador de la obra de Vincent Van Gogh.

 

Por ello, cuando leyó en un diario sobre una película experimental que pretendía animar la vida al autor de “La Noche Estrellada” con óleos, decidió buscar al responsable para sumarse al proyecto.

“Entré en directo con el mero mero productor, Hugh (Welchman, codirector y escritor también). Nos vimos, me mostró el guion pero me dijo que en ese momento no necesitaba un socio.

 

“Nos hicimos amigos, y afortunadamente aceptó que lo ayudara. Pero con toda franqueza, el gran trabajo lo hicieron él y su esposa, que es la codirectora (Dorota Kobiela)”, dijo el creador de la compañía Fábrica de Cine.

 

En su labor como coproductor, resaltó, luchó porque la narración estuviera al nivel de la animación, y en estrategias para completar el largometraje e internacionalizarlo.

 

“No tuve tanta participación en lo creativo, porque la gente que ya estaba era sumamente brillante”.

 

La cinta, que estuvo nominada a Mejor Película Animada en la reciente entrega de los Globos de Oro, luchará por el Óscar también con Olé, el Viaje de Ferdinand, Un Jefe en Pañales y The Breadwinner.

 

“Normalmente, cuando uno es nominado, va el productor principal y acaso su familia. En este caso somos como 10 productores, pero sí voy a ir a la ceremonia”.

 

Tras la postulación, Cartas de Van Gogh tendrá una inyección de copias este fin de semana en las salas de cine de Cinemex, que tiene la exclusiva en México.

Escrito por Mario Abner Colina / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook