MODA

La mujer parisina de todos los tiempos, pero siempre joven, fue el gran tema de esta pasarela de Alta Costura.

 

PARÍS, Francia 21-Jul .- Cuando crees que Karl Lagerfeld ha llegado a la cúspide de la creatividad lanzando cohetes espaciales en sus desfiles, el diseñador vuelve con algo igual o más de espectacular. Ahora, presentó una reconstrucción -con todo y neblina- de uno de los emblemas de París: la Torre Eiffel.

 


La mujer parisina de todos los tiempos, pero siempre joven, fue el gran tema de esta pasarela de Alta Costura, celebrada en el Grand Palais y en la que se dieron cita famosas como Katy Perry, Julianne Moore, Tilda Swinton y Sophia Coppola. 

 


Todas aplaudieron la maestría del llamado "káiser de la moda", quien con sus diseños reinterpretó los elementos icónicos creados por la célebre Mademoiselle Chanel.

 


"Esta presentación gira en torno a la silueta, la perfección, el tiempo invertido y el saber hacer de la Alta Costura", dijo Karl previo al show, uno de los más aplaudidos de la Semana de la Moda de París y al que se sumó el lanzamiento del nuevo perfume de la firma llamado Gabrielle Chanel.

 


Así, muchos de los looks recordaban la forma triangular del famoso monumento ubicado en Champ de Mars, y fueron trabajados en tweed, uno de los materiales clave de esta casa de moda. 

 


Renovado con el empleo de otras lanas y tejidos metalizados, este textil de origen inglés reivindicó su reinado dentro del mundo del fashion de lujo y se observó en la mayoría de las prendas, desde las clásicas chaquetas hasta los abrigos con capucha. 

 


El volumen, sobre todo en las mangas y en los hombros, pero también en las faldas, añadió un toque moderno y casi espacial a la exhibición, la cual se realizó entre hojas secas que caían de árboles y en la que participaron las top models del momento, incluyendo la mexicana Mariana Zaragoza.

 


Minifaldas, jumpsuits y trajes sastre se mezclaron con espectaculares outfits de noche trabajados en mikado de seda, lo que resultó en un efecto impresionante de formas geométricas elaboradas por los expertos artesanos de Chanel. 

 


La paleta de colores, sobria y elegante como París en otoño, iba del blanco y negro al gris, pasando por el beige, el rosa y los toques de fucsia.

 


Como todo desfile de Alta Costura, destacaron detalles como aplicaciones florales, bordados discretos y transparencias caladas, así como el uso de plumas tanto en el escote como en el ruedo de algunos de los vestidos.

 


Como accesorios, botines con tacones transparentes, botas altas de neopreno al estilo de los años 60, grandes aretes redondos y un homenaje al 'cannotier', uno de los primeros sombreros creados por Coco Chanel. 

 


Al final, Karl -quien a sus más de 80 años se mantiene con la mente más joven que nunca- recibió con su habitual compostura a un público eufórico que aplaudió de pie su gran talento. 

 

 


El maquillaje


Amarillos, metálicos y azules se apoderaron de los párpados de las modelos, para lograr un efecto moderno que contrastaba con la austeridad del resto del rostro.

 

 

Y la novia


Un impresionante vestido línea 'A' con mucho volumen, aplicaciones florales y moño al frente cerró este espectacular desfile.

 

 


"Usar un traje de Alta Costura de Chanel es como usar una obra de arte".
Juliane Moore, actriz.
 

 

 

 

Escrito por Fernando Toledo / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


¿Qué opinas del convenio del Estado de #QRoo con #Airbnb donde se cobrará un impuesto del 3% a todas las reservas de alojamiento?

( 2 votos )

Twitter

Facebook