PRIMERA FILA

CIUDAD DE MÉXICO.- Lleva 40 años como actor, 25 de director y más de 150 proyectos desarrollados. Sin embargo, ante los ojos de mucha gente, siempre será Brandon Walsh, uno de los protagonistas de la serie noventera Beverly Hills 90210.

 

En pleno 2017, le siguen preguntando de qué forma marcó ese personaje su carrera. Pero él se lo toma con filosofía, pues confía en que aquellos que no vieron el programa juvenil sí lo reconocen por otros trabajos.

 

Siempre seré Brandon para algunas personas, pero hay muchas, muchas, muchas otras que nunca me conocerán por ese papel, y esa es la gente a la que me quisiera acercar ahora. Por eso continúo trabajando, sigo interpretando nuevos personajes y teniendo éxito con ellos. No siento que siempre vaya a ser Brandon y no puedo preocuparme por eso.

Y, para demostrarlo, el canadiense está en la preproducción de dos películas, además de la serie Private Eyes, en la que actúa, produce y dirige.

 

"Tengo buenas experiencias haciendo cosas nuevas. No siento que esté atrapado por ningún show ni me siento frustrado por eso de ninguna forma", insistió.

 

Y, sí, 90210 le valió dos nominaciones a los Globos de Oro, pero su calidad histriónica lo ha llevado mucho más allá del código postal al que alude el serial.

 

"Esa es la pregunta del millón de dólares: '¿Cuál es el secreto de estar en el negocio por tanto tiempo?'. Para mí, porque no puedo hablar por nadie más, se trata de trabajo duro y perseverancia, igual que todo en la vida. "Se trata de cazar riesgos creativos y siempre tratar de ser mejor. Y la forma de convertirte en alguien mejor es poniéndote a ti mismo en situaciones incómodas. Así es como a mí me funciona", dijo.

 

¿Algún otro consejo para quitarle lo caprichoso a la industria del entretenimiento, que se empeña en encasillarte?

Pues sí. "He dirigido durante 25 años, y la industria de la dirección ha cambiado considerablemente. Creo que para seguir vigente debes seguir aprendiendo,desarrollándote como artista y no temerle a animarte a hacer algún proyecto. "Ah, y también estar abierto a recibir consejos de la gente que sí sabe lo que tú no. Eso es lo que te permite estar vigente".

Escrito por Enrique Navarro/ Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook