NEGOCIOS

Pretende CRE mandar señales necesarias para recuperar la producción.

 

En el mercado de gas natural dejará de existir un precio máximo en las ventas de primera mano y éste será fijado de acuerdo con la oferta y demanda, según lo aprobado ayer por el pleno de la Comisión Reguladora de Energía (CRE). La liberalización de este precio entrará en vigor un día después de que sea publicada en el Diario Oficial de la Federación.

 

Las ventas de primera mano dependen de Pemex, un importador o productor, y se hacen a terceros para su entrega en el territorio. “Mediante este acuerdo el órgano de Gobierno de la Comisión Reguladora de Energía aprueba la liberalización del precio del gas natural, objeto de venta de primera mano, luego de más de 20 años de regulado”, resaltó, en la sesión de ayer, la comisionada Montserrat Ramiro.

 

La CRE tomó esta decisión a raíz de que ya existen agentes económicos distintos a Pemex en toda la cadena del gas natural. “La liberalización de precios permitirá que estos agentes ofrezcan al mercado alternativas competitivas de suministro”, añadió. Añadió que estos precios liberalizados darán señales necesarias para incentivar la recuperación de la producción de gas natural por parte de Pemex, la cual presenta un déficit en la región sur y sureste.

 

En el País ya existen 16 productores de gas natural distintos a Pemex, quienes obtuvieron contratos a través de las rondas organizadas por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH). Ramiro recordó que hay comercializadores, además de Pemex, que ya cuentan con capacidad de importación y de transporte en el Sistema de Transporte y Almacenamiento Nacional Integrado de Gas Natural (Sistrangas).

 

Sin embargo, sostuvo que la liberalización del precio de venta de primera mano del gas natural no implica su desregulación. “La CRE continuará regulando los términos y condiciones para las ventas de primera mano, los modelos de contrato de comercialización de Pemex y se complementarán las siguientes fases del programa de cesión de contratos de Pemex”, dijo.

 

El objetivo de la CRE es que exista un mercado eficiente y competitivo, con más agentes económicos que ofrezcan al consumidor alternativas de suministro. La CRE también aprobó un proyecto para actualizar el mecanismo para implementar el ajuste por balanceo en el Sistrangas a través de la importación de Gas Natural Licuado (GNL). Es decir, se elimina la socialización de los costos de inyección de GNL y ahora serán los comercializadores que generen desbalances quienes cubran estos costos.

 

El cambio, dijo, incentiva a los comercializadores a buscar las alternativas más eficientes y seguras para cubrir sus compromisos de entrega de gas con sus clientes.

Escrito por Norma Zúñiga / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook