INTERNACIONAL

NACIONES UNIDAS.- El Consejo de Seguridad de la ONU volvió a imponer ayer sanciones contra Corea del Norte, pero se quedó muy por debajo de lo que había exigido el Gobierno de Donald Trump hace unos días.

 

Aunque la resolución obtuvo el respaldo de los 15 miembros del Consejo, el debilitado castigo reflejó el poder de Rusia y China, quienes se opusieron a sanciones más severas.

 

El texto final establece la prohibición de que se pueda exportar a Corea del Norte gas natural o licuado. Asimismo, restringe vender al régimen de Pyongyang productos petrolí- feros refinados que excedan el medio millón de barriles desde el 1 de octubre y de 2 millones de barriles a partir del 1 de enero de 2018.

 

También determina que se congelen las cantidades de petróleo que se vende a Norcorea para que no excedan los montos entregados durante los últimos 12 meses.

 

Por otra parte, establece que Corea del Norte no podrá vender fuera del país sus productos textiles, una industria que representa una de las principales fuentes de divisas del régimen de Pyongyang.

 

Kim Jong-un ha afirmado que la detonación de la semana pasada, en su sexto ensayo nuclear, había demostrado que podría construir una bomba de hidrógeno, mucho más poderosa que las armas atómicas ordinarias. El Consejo de Seguridad ya restringió en agosto las importaciones de carbón, hierro y mariscos a ese país.

Escrito por Staff / Agencia Reforma

Con la red más extensa de periodistas profesionales cubriendo México, REFORMA es la institución informativa con más credibilidad y prestigio del País.


Twitter

Facebook