CULTURA

La creadora y maestra, Luz María Puente, quien se mantiene activa como intérprete, recibió la Medalla Bellas Artes.

 

CDMX.- Pianista precoz ?toca desde los 5 años—, Luz María Puente ofreció anoche una muestra de su trayectoria con la interpretación de obras de José Sabre Marroquín y de Mario Ruiz Armengol, acompañada del violinista Aaron Jiménez.

 

La creadora y maestra, quien se mantiene activa como intérprete, recibió la Medalla Bellas Artes, en una ceremonia que reunió a sus discípulos Alfredo Isaac Aguilar, Enrique Bárcena y Jorge Federico Osorio, hijo de Puente, con Fernando García Torres como moderador.

 

Su labor pedagógica fue destacada por los participantes, quienes señalaron que la pianista, de 94 años, inculcó siempre en sus alumnos la práctica con el público para mejorar el aprendizaje y reconocieron su generosidad para compartir sus conocimientos.

 

"A cada gente sabe exactamente guiarla de manera intuitiva, amorosa, disciplinada", señaló Osorio.

 

Capaz de compaginar la disciplina que exige la música con el sentido del humor, distingue a la pianista su amor por la vida, añadió su hijo.

 

También refirió la imaginación de su madre para mantenerlo, cuando niño, concentrado en sus lecciones de piano, pues la inquietud lo dominaba.

 

"Una vez puso una moneda de 20 centavos y el paisaje salió de maravilla", rememoró el también pianista.

 

"Tuve la fortuna de escoger una carrera que me encanta", dijo en su discurso de agradecimiento la intérprete nacida en La Ángeles, California, y formada en el Conservatorio Nacional de Música.

 

La directora del INBA, Lidia Camacho, valoró la contribución de la intérprete en la difusión de la música de compositores mexicanos.

 

Escrito por Yanireth Israde / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook