OPINIÓN

Cuando el huracán se va acercando poco a poco hacia la plataforma continental donde la profundidad del mar es mucho menor, entonces los feroces vientos si pueden arrastrar el agua.

 

Mucho se especula en las redes sociales referente a los efectos que se han dejado sentir por los embates del Huracán Irma sobre las diversas islas y países que se encuentran en el Caribe. También no faltan aquellos alarmistas que sin escrú- pulos preocupan o causan temor a la gente compartiendo gráficos y videos falsos en la Internet, sobre supuestas señales que marcan el inicio del Apocalipsis o fin del mundo basado en la destrucción que está ocasionando este tipo de fenómenos meteorológicos. Peor aún, si a esto ellos le están sumando el reciente movimiento telúrico que aconteció en el centro y sur de nuestro país es, como se dice literalmente, le están dando más vuelo a la hilacha. Desde que tengo uso de razón a este planeta lo han sentenciado cientos de veces fijándole todo tipo de fechas donde supuestamente, ahora sí, acontecerá el fin del mundo. Puras promesas, y a la mera hora de la hora no pasa absolutamente nada.

 

Sucede igual con el temor provocado en Florida al ver que el mar se alteró el pasado fin de semana. Los habitantes de las costas de Florida fueron testigos de cómo el mar “se retiró considerablemente”, aumentando aún más el miedo entre la población. Primero sucedió en las costas de las Bahamas y posteriormente sobre ciudades el oeste de Florida. Según especialistas en Meteorología, explican que esto sucede debido a los fuertes vientos que provoca el huracán Irma, ya que es tal la fuerza que está arrastrando el agua de las costas hacia adentro. La magnitud y fuerza de los vientos que han alcanzado los 298 kilómetros por hora, provoca que el agua se arrastre a la misma dirección a donde van las fuertes ráfagas, por lo que puede apreciarse como el es que el agua misma retrocede.

 

¿Pero por qué razón en algunas islas y países del Caribe no se retiró el agua del mar de sus costas como sucedió en Bahamas y Florida? Por una sencilla razón, ya que el huracán Irma se estaba moviendo sobre zonas del mar donde la profundidad es muy considerable. Como hay mucha profundidad, el agua no se puede “arrastrar”. Pero cuando el huracán se va acercando poco a poco hacia la plataforma continental donde la profundidad del mar es mucho menor, entonces los feroces vientos sí pueden arrastrar el agua por lo que vemos como retrocede de las costas. Aún así el agua tenderá a regresar a su mismo sitio una vez que el huracán se vaya alejando.

 

Un efecto generado por este tipo de huracanes como lo es Irma, es el denominado “Mar de leva” o “Mar de fondo”. Sus fuertes vientos provocarán grandes marejadas que impactarán sobre zonas de la Península de Yucatán y del Golfo de México, tal como ya lo hemos visto comenzar desde el pasado fin de semana en costas de Quintana Roo.

 

Mucha gente confunde el mar de fondo con tsunamis, pero se trata nada más y nada menos que de un oleaje largo y continuo. El mar de leva generalmente es provocado por tormentas en el mar, he incluso pueden originarse desde el sur de Australia. Este fenómeno puede recorrer hasta los 10,000 kilómetros de distancia e impactar sobre costas de México.

 

El mar de leva no constituye ningún tipo de peligro, el riesgo es sólo para aquellos que edifiquen sobre las playas.

Escrito por Jimmy Herrera

El Orbitador. Columnista de Luces del Siglo


Twitter

Facebook