CULTURA

El INAH terminó de restaurar la osamenta del esqueleto femenino más antiguo de América, que demuestra el origen siberiano de los americanos.

CIUDAD DE MÉXICO.- El INAH terminó de conservar, restaurar y estabilizar los restos de "Naia", el esqueleto prehistórico femenino más antiguo de América, el cual comprueba que los americanos tienen su origen en una sola migración proveniente de grupos siberianos.

 

Este 12 de julio los restos llegaron al Museo Nacional de Antropología para ser resguardados y preservados correctamente, informó la dependencia en un comunicado.

 

La osamenta fue encontrada en 2009 en el cenote de Hoyo Negro, en Tulum, Quintana Roo, y se calcula que los huesos de la joven de entre 15 y 17 años tienen una antigüedad de 12 mil años, aproximadamente.

 

La Subdirección de Arqueología Subacuática del INAH trabajó junto con las facultades de Ciencias Antropológicas y de Odontología de la Universidad Autónoma de Yucatán para llevar a cabo un registro microtomográfico de los restos.

 

El sitio prehistórico de Hoyo Negro fue nombrado así en analogía con el fenómeno que ocurre en el espacio exterior.

 

Susan Bird, buza del Proyecto Espeleológico Tulum, bautizó al esqueleto como "Naia", como homenaje a las náyades de la mitología griega que cuidaban de los estanques.

 

En el sitio subacuático también se han encontrado 26 esqueletos de animales, pertenecientes a 13 especies, cinco de ellas extintas: restos de gonfoterio, tigre dientes de sable, oso tremarctino, un cánido y dos perezosos gigantes.

 

A partir de las microtomografías, la dependencia pretende elaborar réplicas del esqueleto y exponerlas en al menos dos museos del país.

Escrito por Staff / Agencia Reforma

Con la red más extensa de periodistas profesionales cubriendo México, REFORMA es la institución informativa con más credibilidad y prestigio del País.


Twitter

Facebook