ENTRE MUROS

La Fachada del antiguo palacio sirve como escenario para la vida cultural.

 

CIUDAD DE MÉXICO 2-Jul .- El antiguo palacio municipal de San Cristóbal de las Casas es ahora el museo de sitio, el cual alberga objetos diversos que narran la historia de esta ciudad, así como múltiples exposiciones y eventos culturales. 

 


Esto no hubiera sido posible sin un arduo proceso de restauración, el cual estuvo a cargo del equipo de C Cúbica Arquitectos en conjunto con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Chiapas.

 


Ubicado al centro de la ciudad, ese edificio neoclásico fue construido en 1885 por el arquitecto Carlos Z. Flores. Su diseño es una combinación de estilos toscano y dórico romano, mientras que los acabados originales fueron realizados en argamasa, lo que implicó una intensa investigación histórica y el trabajo de artesanos y especialistas locales en métodos vernáculos.

 


"El edificio se empezó a construir cuando San Cristóbal era la capital. Estaba originalmente concebido para tener cuatro crujías con un patio central. Durante la construcción se pasan los poderes a Tuxtla Gutiérrez y se termina sólo una parte del edificio y la parte de atrás queda inconclusa", describió Marco Coello, integrante del despacho junto con Andrea Cesarman y Emilio Cabrero.

 


"Nosotros propusimos retomar el plan original de la planta completa, dibujarla en pavimentos en el piso y el que iba a ser el patio se planteó como un gran espejo de agua que pudiera vaciarse para tener diferentes tipos de eventos. Todo el proyecto se conforma por dos elementos: la restauración del antiguo palacio y el espacio público del Parque de los Héroes", señaló.

 


El rescate de este espacio planteó múltiples retos tanto administrativos como técnicos, entre ellos el cuidar la integridad de una obra con casi 50 años sin ser restaurada y que había sido sometida a diversas intervenciones, así como adaptarla a su nuevo uso.

 

 

Miércoles de marimba A la par, el remozamiento del Parque de los Héroes fue todo un éxito, pues la comunidad lo ha adoptado e integrado a su vida diaria.

 


"Se propuso un espacio multiusos, que sirviera para eventos cívicos y culturales, lo que es muy hermoso, pues tienes como escenario la fachada del edificio. La gente lo usa para ir a tomar café, los miércoles se pone la marimba y uno de los cronistas de la ciudad transmite en vivo su programa desde ahí. Es un espacio que se recuperó realmente", afirmó Coello.

 


"Lo más importante en este trabajo fue aprender lo vital que es la gestión de los proyectos. Que se tiene que trabajar con el Gobierno y con la sociedad para sacarlos adelante. La oportunidad radica en involucrar a los usuarios, que son los que realmente conocen la ciudad y aportan ideas muy interesantes. Como arquitectos debemos entender que los proyectos del futuro son de colectivos y de colaboraciones. Ese fue el aprendizaje", destacó.

 


Al interior del edificio la sorpresa es inevitable, pues impresiona la visión del arquitecto Z. Flores y la gente involucrada en la construcción de esta obra del siglo 19.

 


"Cuando ves estos espacios magníficos y elegantes, pero tan chiapanecos y coletos, entiendes que ahí vivía gente que enfrentó muchos retos, lo cual queda patente en la energía del edificio", concluyó Coello.

 

 

Triunfan en EU


En mayo pasado, la restauración del antiguo palacio municipal de San Cristóbal de las Casas ganó en los Charter Awards por la excelencia en proyecto. El galardón es otorgado por el Congress for the New Urbanismo (CNU) y ésta es la primera obra mexicana en ser reconocida con el mismo.

 

Escrito por Natalia Barraza / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook