OPINIÓN

UNO DE los beneficios colaterales del huracán Irma es que desde hace algunos días hemos descansado de los disparates de Donald Trump en las noticias.

 

ESTUVO CAÑÓN (Carolina García) en la Profepa (Procuraduría Federal de Protección al Ambiente) de Quintana Roo por alrededor de dos años, de 2015 hasta antier, cuando presentó su renuncia a la dependencia.

 

EN ASUNTOS ambientales, tan caros a nuestro estado, cualquier movimiento es de llamar la atención y en el presente caso, la dependencia de marras venía arrastrando el prestigio cual mar de fondo: denuncias penales por omisión respecto a polémicos desarrollos turísticos en Holbox, Punta Nizuc y Tajamar adornan el paso de Cañón por el Caribe mexicano.    

 

EL CASO es que la Profepa adolece de buenas cartas credenciales en temas donde debería mirársele con respeto. Por lo pronto, la ahora ex delegada parece que se irá a despachar (¿premio de consolación?) con Alfredo del Mazo Maza al Edomex. En su lugar queda Rodolfo Vilchis Noriega, ex delegado en Akumal.

 

***

AUMENTA LA mesada para el estado y en el Legislativo ya andan viendo en qué se lo van a gastar. Según las previsiones, al bolsillo estatal le tocarán 26 milloncitos de pesos extra en el presupuesto federal 2018.

 

¿QUÉ SE hará con esa lana? Los pendientes son tantos que tampoco es que se pueda hacer mucho. Impulsar la economía del sur del estado, apuntalar la seguridad en el norte, construir de una vez por todas el tan vociferado puente sobre la laguna Bojórquez en Cancún… ¿cómo definir las prioridades?

 

MENUDO TRABAJO les espera a legisladores y Ejecutivo.

 

***

EL HURACÁN Irma no pasó por costas mexicanas, pero sus efectos se hicieron sentir de todos modos. Parte de ello fueron las lluvias del fin de semana, asociadas tangencialmente a las bandas nubosas externas del ciclón, pero sobre todo el mar de fondo que se dejó sentir en las costas del norte del estado.

 

EL FENÓMENO no es nuevo, aunque no deja de llamar la atención y causar algunos inconvenientes, como la suspensión de actividades acuáticas y el desvío de cruceros en su ruta por el Caribe.

 

LAS PRIMERAS dieron como resultado pérdidas económicas para quienes prestan sus servicios porque no pueden hacerse al mar; los segundos, provocaron un atasco singular de pasajeros en Cozumel, donde varios transbordadores tuvieron que entrar al quite para trasladar a los viajeros, en perjuicio de quienes necesitaban cruzar de la isla a tierra firme y viceversa.

 

TOTAL, QUE Irma pasó lejos de aquí, pero de cualquier manera no nos libramos del todo de sus afectaciones.

 

***

COMIENZA LA carrera electoral 2018 y en su particular calle toca turno a los candidatos independientes, que desde el lunes pueden ir presentando su carta de intención ante el INE para contender.

 

INTERESANTE SERÁ ver cómo se desarrolla esta vertiente de las candidaturas, porque a la par que algunos aplauden su posibilidad, otros han tratado de desprestigiarlas y colocar piedras legislativas en su camino.

 

NO ES que sean la panacea, pero al menos abren el espectro de participación. Claro que si quienes logran ser electos mediante esta fórmula son tan “independientes” como El Bronco Jaime Rodríguez en Nuevo León, entonces ya chafeó la cosa. Nomás decimos.

 

***

EL QUE no se actualiza no sólo se atrasa sino que además gana meno$. Eso es lo que le está pasando al Ayuntamiento de Othón P. Blanco, que por trabajar con reglamentos que ya cumplen sus bodas de plata (25 años) apenas saca para gastos y hasta sale debiendo.

 

Y ES que en Chetumal se aplican cuotas tan viejitas, que casi casi se cobran todavía en nuevos pesos; por ello, la tesorera María Luisa Alcerreca Manzanero ya urgió a las direcciones municipales para que pongan al día sus reglamentos y así poder subir sus ingresos por pago de derechos y servicios, cuya aportación al presupuesto local es anecdótica.

 

A VER cómo se pone el asunto, porque tras un cuarto de siglo de cobros simbólicos, a muchos ciudadanos no les va a gustar nadita que les suban los precios en ventanilla así como a así.

 

 

***

UNO DE los beneficios colaterales del huracán Irma es que desde hace algunos días hemos descansado de los disparates de Donald Trump en las noticias. El problema es que, como en el cuento de Monterroso, cuando despertamos el copete vengador seguía allí.

 

DE ACUERDO, Donald Trump ya demostró que le gusta cumplir las promesas que hizo a sus votantes. Eso digamos que está “bien”; lo que no es correcto es que anteponga sus cálculos electorales y su sentido de “lealtad” a situaciones de carácter humanitario.

 

LA DEROGACIÓN de la DACA, una ley impulsada por Barack Obama que difería la deportación de niños llegados de modo ilegal a Estados Unidos, los famosos dreamers, pone en riesgo a miles de jóvenes estudiantes en ese país, que podrían ser expulsados.

 

CLARO QUE las reacciones no se han hecho esperar y entre ellas, a destacar las del propio Obama, que dijo que la acción de Trump es cruel, y la de empresas como Apple, Facebook y Microsoft, que se han ofrecido a apoyar a los dreamers.

 

A LAS que se suman quince estados y el Distrito de Columbia (donde se asienta la ciudad de Washington), que han puesto demandas contra el gobierno federal para bloquear la disposición del presidente gringo.

 

Y AUNQUE la medida fue calificada por los acólitos de la Casa Blanca como “responsable”, su naturaleza es clara: es fruto de una visión estrecha del mundo. El muro del copete vengador no sólo es de concreto, sino también de prejuicios; y lejos de “proteger” a su país, lo aísla más.

 

¿Y MÉXICO apá? La autoridad, siempre a la zaga, ha reaccionado con declaraciones y la promesa de facilitar el ingreso de los dreamers mexicanos a instituciones educativas en suelo nacional. ¿No debían haberlo hecho desde hace mucho?

 

PORQUE ASÍ como se cierra una puerta, otras se abren y en caso de concretarse la salida de los dreamers de Estados Unidos, uno de los beneficiados podría ser Quintana Roo. La fuerza de trabajo que representan por su preparación e impulso, sería de gran ayuda para apuntalar los logros económicos del estado y abrir nuevas posibilidades de desarrollo, como la idea de hacer de la entidad un hub tecnológico.

 

 

Escrito por Kukulkán

Columnista de Luces del Siglo


Twitter

Facebook