OPINIÓN

ATRÁS QUEDARON las muy rimbombantes palabras del presidente de la Diputación Permanente, Eduardo Martínez Arcila, de que se realizaría una investigación al respecto.

 

PARA EL gobernador Carlos Joaquín los próximos comicios serán sus elecciones intermedias, por lo que está obligado a ganarlas mayoritariamente con los candidatos que finalmente designe el Frente Ciudadano por México, conformado por PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

 

LA DERROTA de alguno de los candidatos a senadores, diputados federales o presidentes municipales, representaría un golpe no para el perdedor sino directamente para el Ejecutivo estatal, cuya consolidación en el poder dependerá precisamente de los resultados de esa competencia.

 

SI BIEN debe ganar los municipios ya controlados por la alinza PAN-PRD, está más que obligado a conquistar las cuatro curules y los dos escaños del Congreso de la Unión, porque serán sus extensiones para pelear por un mejor presupuesto para el estado.

 

DURANTE EL próximo quinquenio, el gobierno de Carlos Joaquín debe pagar más de 3 mil millones de pesos anualmente –en total 15 mil millones de pesos– para saldar intereses y capital de la deuda bancaria de casi 20 mil millones de pesos heredada por las administraciones priistas pasadas.

 

ESTO SIGNIFICA que para no frenar el desarrollo del estado el gobierno necesita generar esos recursos a través de los diferentes programas y partidas de presupuesto adicional para los estados y los municipios, por lo cual el gobernador necesita de sus colaboradores más experimentados en el sector financiero.

 

. . .

 

MUY EN la línea del Chavo del Ocho, en el Congreso del Estado salieron con que “se les chispotió” la elección del magistrado Fernando Gama Rodríguez al Tribunal de Justicia Administrativa, órgano del Sistema Estatal Anticorrupción.

 

Y ES que nomás fue cosa de elegirlo cuando comenzaron en redes sociales los señalamientos de que el magistrado había omitido información curricular que lo hacían inelegible para el cargo. La respuesta del Congreso: “ya está hecho y no podemos hacer nada”. O como diría el poeta, “a lo hecho, pechos”.

 

ATRÁS QUEDARON las muy rimbombantes palabras del presidente de la Diputación Permanente, Eduardo Martínez Arcila, de que se realizaría una investigación al respecto y se tomaría una determinación contundente. Al final incluso nos enteramos que ni siquiera se solicitó información sobre el magistrado a los municipios de Solidaridad y Naucalpan para comprobar si cumplía el requisito de 10 años de residencia mínima en el estado.

 

EN SU explicación, el legislador dijo que como todo se hizo conforme al reglamento y la elección ya está hecha, por lo que no pueden hacer nada, para efectos prácticos el caso se considera como cerrado. O en otras palabras, una vez salida la mercancía no hay devolución. SI A esas vamos, habrá que exigirles que si van a hacer las cosas las hagan bien.

 

. . .

 

EL DEPARTAMENTO de Estado de Trumpilandia actualizó sus tan temidas alertas de viaje, que tenían con el Jesús en la boca a más de uno en el estado. Al final, la cosa no salió tan mal y hasta puede considerarse que nos fue bien.

 

SEGÚN APARECE en la página de la dependencia gringa, Quintana Roo tiene el nivel 2 de advertencia de viaje, que indica que si bien se mantienen algunas condiciones de inseguridad, en general los hechos violentos no están focalizados hacia los turistas, quienes pueden visitar la región observando únicamente las precauciones de rigor de cualquier viajero.

 

ES DECIR, visitar Quintana Roo no está prohibido para los ciudadanos estadounidenses, quienes tan sólo deberán estar ojo al chícharo por si las flais.

 

PARA PONERLO en contexto, cabe citar que la página da la misma calificación (nivel 2) a la Ciudad de México y a países como España y Reino Unido, mientras que entidades como Colima, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas obtuvieron el nivel 4 que implica la prohibición de viaje.

 

Y AUNQUE muchos ya respirarán más tranquilos, conviene no quitar el dedo del renglón y seguir adelante con la implementación de estrategias de seguridad que den tranquilidad a visitantes y locales.

 

 

Escrito por Kukulkán

Columnista de Luces del Siglo


Twitter

Facebook