FARANDULA

A sus 50 años, la actriz trata de ser transparente y manejarse con rectitud todos los días, para así no dar un mal ejemplo a sus hijos, Connor, Isabella, Faith y Sunday.

 

LOS ÁNGELES, EU.-Cada que le dan un reconocimiento, Nicole Kidman se obliga a sí misma a ser más humilde y centrada. Y es que la australiana no tiene ni una pizca de engreída.

 

Su más reciente premio, el de Mejor Actriz en una Miniserie, que recibió en los SAG Awards por su papel en Big Little Lies, la puso a reflexionar sobre todas las dichas que ha tenido en su carrera.

 

“Creo que soy muy afortunada de poder hacer lo que más me gusta. Cuando era joven me dijeron: ‘si tienes una pasión y amas algo profundamente, tienes un gran regalo de la vida’. Muchas personas no tienen esa pasión por nada, y eso es triste”, señaló en entrevista.

 

“Por eso me siento dichosa por dedicarme a esto. En la actuación, el éxito no sólo es tuyo, es un trabajo colaborativo y por eso siempre trato de reconocer a mis compañeros, mi familia y a todos con los que trabajo, porque realmente es una forma de arte grupal”.

 

A sus 50 años, la actriz trata de ser transparente y manejarse con rectitud todos los días, para así no dar un mal ejemplo a sus hijos, Connor, Isabella, Faith y Sunday. “Creo que no soy muy buena mintiendo.

 

Tendrías que preguntarle a mi mamá, quizás me salían mejor las mentiras cuando era chica. Ahorita estoy en un momento de mi vida en donde finalmente puedo hablar libremente con la verdad y expresar mis sentimientos.

 

“Cuando era niña, mi mamá me decía que no le gustaba la palabra ‘mentira’, pensaba que era muy fuerte, pues cuando los niños mienten generalmente lo hacen con miedo y la realidad es que del miedo nunca se saca nada bueno”, recordó la actriz.

 

Esa posibilidad de decir la verdad sin temor a ser reprendidas, es justo lo que las mujeres en Hollywood están haciendo actualmente, con movimientos como Me Too y Time’s Up, que demandan el acoso y abuso sexual, así como la desigualdad salarial en la industria.

 

“Todos estamos luchando y nos estamos uniendo para conseguir un cambio. Llevo trabajando desde hace dos décadas con las Naciones Unidas para erradicar la violencia hacia las mujeres, así que estos son temas que me sé de memori

Escrito por Rodolfo G. Zubieta / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook