LOCAL

CANCÚN, Q. ROO.- Desde el pasado 17 de abril, la Secretaría del Trabajo de Quintana Roo implementó el programa “Jornada de caducidad”, cuyo objetivo es acabar con la impunidad creada en los gobiernos anteriores y combatir el rezago de los juicios que se llevan a cabo en Chetumal, Cancún, Playa del Carmen y Cozumel, así como detectar cuáles son apócrifos y cuáles son reales.

La intención es que todos los asuntos “que no se muevan” –que no tengan recursos a revocar– se remitan al archivo para enfocar al personal para proseguir o resolver los asuntos en donde la parte trabajadora sí tenga interés jurídico procesal.

La “Jornada de Caducidad” durará seis meses y en ese lapso la Junta de Conciliación y personal jurídico deberán abatir ese rezago y realizar las notificaciones correspondientes a los involucrados.

Portillo Navarro, titular de la dependencia, comentó que esta jornada tiene como objetivo una justicia pronta y expedita como lo marca el artículo 685 de la Ley Federal de Trabajo, que obliga a todas las autoridades laborales a ejecutarla, por ello se responde a la llamada de los usuarios de la Junta de Conciliación como son trabajadores, patrones y comunidad jurídica.

“Tenemos muchos juicios inactivos y necesitamos que exista una promoción de parte del trabajador para darle juicio procesal; tenemos juicios de 2006, 2007 y 2008 que no se mueven, en ocasiones en las demandas anotaban la fecha de despido y en la mayoría es anterior la fecha de despido a la fecha de contratación; esta es una demanda incongruente, oscura e irregular y tenemos la responsabilidad de que aclare su demanda, se les ha notificado y no han acudido”, dijo.

Hay demandas que tienen de 15 a 20 notificaciones, que de no presentarse se irán al archivo y se ha encontrado que unos se fueron a vivir al extranjero, otros ya fallecieron y otros viven en diferentes estados del país y olvidan el juicio.

“En esta ocasión solicitaremos que los trabajadores comparezcan de manera personal con su identificación vigente y mediante esa comparecencia se formalice si se continúa el juicio, pero si no acude en tres días se turnarán a archivo”, agregó.

Se tienen detectados cuatro mil 136 expedientes que no han tenido juicio procesal, de un universo de 46 mil 636 juicios generados en la administración anterior, lo que equivale a casi 9 por ciento del total, destacó Portillo Navarro.

En la implementación se emitirán los acuerdos que se tendrán a finales de este mes; el pasado 10 de marzo se llevó a cabo el pleno donde se determinó el formato para las juntas y homologar los criterios para esta jornada.

“Se habilitará a todos los actuarios de cada junta para que den fe de las notificaciones a trabajadores y empresas; de no encontrar interés del trabajador se procederá a la caducidad y archivar el expediente”, dijo.

El anuncio se dio en conferencia en la Secretaría del Trabajo, en donde se puntualizó que la Jornada de Caducidad es necesaria para acabar con la impunidad auspiciada por los gobiernos anteriores.

En la anterior administración era común que se sustrajeran los expedientes de las demandas laborales y se suplantara con otros nombres, otros trabajadores y otras empresas para hacer laudo “fast track”, sin notificar a demandados para así incautar bienes inmuebles, cuentas bancarias y congelar las mismas.

Catalina Portillo Navarro, titular de la STyPS del estado, explicó que lo que motivó a esta jornada está estipulado en la Ley Federal del Trabajo en los artículos 772 y 773, los cuales indican que los presidentes de la Junta vigilarán que todos los asuntos en los que sea necesaria la promoción del trabajador y que no lo haya efectuado, se aperciba al trabajador para que opere la caducidad.

Escrito por Teresa Pérez

Reportera de Luces del Siglo


Twitter

Facebook