PRIMERA FILA

SAN DIEGO.- Para un actor, desarrollar una carrera en el llamado cine Serie B puede significar dos cosas: hacer proyectos mediocres para toda la vida... o aprovechar estas producciones para construirse una imagen de culto.

La canadiense Natasha Henstridge lo sabe muy bien, pues lleva poco más de dos décadas en películas de bajo presupuesto, con efectos especiales dudosos y destinadas principalmente al formato casero.

Sin embargo, nada de esto le molesta, con todo y que en sus inicios fue considerada una promesa de Hollywood y llegó a trabajar con Bruce Willis, Sir Ben Kingsley y el director John Carpenter. Todo ello gracias a su filme debut, Species (1995), el cual recaudó 113 millones de dólares a nivel mundial y la catapultó, a sus 21 años, como un sex symbol y un ícono del cine de ciencia ficción.

“Con el tiempo, cuando luchas por conseguir trabajo y hacerte notar en la industria, eso te va dando enseñanzas de humildad. Nunca he renegado de lo que tengo y hago, sólo disfruto lo que venga”, puntualizó la actriz en entrevista, en la pasada Comic-Con de San Diego. Debido a su alto contenido sexual y los constantes desnudos de Henstridge en la trama, la película se convirtió en un éxito de culto que generó una franquicia de tres secuelas.

Su personaje, Sil, era un híbrido alienígena y humano gestado en un laboratorio, con un hambre insaciable por matar y aparearse. Ese papel la colocó al lado de otras figuras del género, como la teniente Ripley, de Alien, o Sarah Connor, de Terminator.

“ Esas dos mujeres son las verdaderas pioneras, pues no son la chica sexy en pantalla que sólo espera a ser rescatada. Son personajes poderosos, independientes y autosuficientes.

“Lo que hizo Sil fue iniciar una moda en los 90 de roles cuya sexualidad se usaba de forma explosiva, casi como una arma letal. Fue una forma de rebelarse ante los clichés”, indicó la actriz, de 43 años. Hasta la fecha, es el personaje por el cual la gente la sigue parando en la calle para tomarse una foto o pedirle un autógrafo, con todo y que desde entonces ha trabajado en más de 60 películas y series de televisión.

“Me siento súper orgullosa de que ese haya sido el primer papel de mi carrera porque cambió mi vida para siempre, en todos los sentidos. Me presentó al mundo y me dio las bases para tener un lindo camino. “Me sorprende que la gente me siga reconociendo en la calle por esa película, más porque ya pasaron 22 años. Cada que alguien me saluda, le agradezco por tenerme tan presente en sus corazones”.

Colaboraciones con el productor Roger Corman, cintas de horror de bajo perfil, ciencia ficción pastiche y comedias románticas independientes (y, en opinión de los expertos, insulsas) conforman la carrera de Henstridge. Pero es algo que cientos de fans de la Serie B agradecen, pues la sienten más honesta y genuina.

“Ir a convenciones de fans es algo increíble. Me gusta caminar por los pisos de las expos, hacer firmas de autógrafos y que me pidan fotos. Si no fuera por mi público, yo no tendría trabajo ni esta carrera.

“Mi primera película fue de ciencia ficción, y en Hollywood eso siempre te marca, pues como que empiezan a encasillarte en cierto tipo de papeles. Afortunadamente, yo no tengo problema con eso”.

¿DÓNDE LA HAS VISTO?

Species (1995)
Personaje: Sil, humanaextraterrestre que busca copular con habitantes de la Tierra.
Máximo Riesgo (1996)
Alex, novia de Mikhail, un criminal asesinado, y actual pareja de su hermano gemelo, el policía Alain.
Species 2 (1998)
Eve, un clon de Sil con una libido mucho menor. Debe capturar a un extraterrestre calenturiento.
Mi Vecino, el Asesino (2000)
Cynthia, la sexy esposa de un asesino a sueldo, que se enamora de un dentista bueno para nada.
Fantasmas de Marte (2001)
La teniente Melanie Ballard, debe liderar una peligrosa misión en el Planeta Rojo.

Escrito por Rodolfo G. Zubieta / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook