AUTOMOTRIZ

En seguridad, las llantas son un punto crítico en el vehículo.

 

CIUDAD DE MÉXICO 27-Oct-2017 .-En seguridad, las llantas son un punto crítico en el vehículo. Sigue esta guía básica para cuidarlos y revisa otros consejos de PGP en su página (www.pgp.com.mx)

 

1. Lectura de la llanta
Las características de la llanta están impresas en la misma cara frontal. Ahí se encuentra información de la marca del fabricante y el modelo, así como datos técnicos de la anchura, el perfil, diámetro del rin, índice de carga y la clasificación de velocidad. 
Por ejemplo, una llanta con un código 225/50 R17 98Y tiene la siguiente información:

 


2. Presión de la llanta
El factor más importante para la adecuada operación de un neumático es su presión. Un subinflado o sobreinflado tiene como consecuencia un desgaste irregular y, en muchos casos su ruptura, con el evidente peligro que esto implica.

 


Todos los fabricantes indican las presiones adecuadas de inflado en el manual del conductor y en algún lugar de la carrocería, frecuentemente en el marco de la puerta del conductor o en el interior de la tapa de gasolina. En algunos casos se indican dos presiones, una para conducción normal y otra para conducción con carga o en altas velocidades, siendo esta última una cifra más elevada.

 


La revisión de la presión en los neumáticos se debe realizar con frecuencia y antes de emprender un viaje por carretera. 

 


Es importante hacerla en frío, es decir, cuando el coche no ha rodado, pues hacerlo cuando el neumático ha andado resultará en una medición alterada por el calentamiento del aire. Y no hay que olvidar revisar la presión en la llanta de refacción.

 


3. Cambio de llantas
Los neumáticos son piezas de desgaste e inevitablemente habrá que cambiarlas ya sea por desgaste o porque su vida útil terminó. 
Por tiempo deberemos de considerar la fecha de fabricación del neumático, misma que se puede encontrar en los cuatro dígitos de la cara que indican mes y año de construcción. 

 


Por desgaste cuando el dibujo ha perdido su función (legalmente a los 1.6mm de profundidad). En estas condiciones o bien cuando la llanta ha sido dañada, es recomendable reemplazar los neumáticos.

 


4. Siempre en pares
Los cambios deben de hacerse en pares; es decir, cambiar los dos neumáticos del eje delantero o del eje trasero al mismo tiempo. De esta forma el coche mantendrá un comportamiento apropiado en curvas a la derecha e izquierda y una frenada balanceada.

 


Al cambiar sólo dos neumáticos, es importante considerar que los neumáticos nuevos van colocados siempre en el eje trasero. Esto garantiza la estabilidad del coche; hacer lo contrario traería como consecuencia una peligrosa tendencia al sobreviraje.

 


 

Escrito por Alberto Bortoni / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook