NEGOCIOS

El impacto de la reforma fiscal de EU tiene la capacidad de causar mayores daños a las inversiones del País que las renegociaciones del TLC, señalan analistas.

 

De acuerdo con el análisis realizado por Banorte-Ixe, de aprobarse la reducción del impuesto corporativo en EU, las inversiones en México perderían competitividad en un momento que resulta complicada una reacción por parte de las autoridades mexicanas, debido a los tiempos electorales.

 

“El efecto sobre la economía mexicana podría ser más perjudicial que las renegociaciones del TLCAN, sobre todo teniendo en cuenta que la reforma tendrá lugar en un momento políticamente complicado para México”, señala el documento.

 

La semana pasada, la Cá- mara de Representantes de EU dio a conocer detalles sobre el proyecto de reforma fiscal en ese país y se espera sea discutido en las próximas semanas para posteriormente turnarse al Senado, con lo que el proyecto de reforma se plantea mucho más sólido que antes, según el análisis.

 

La propuesta fiscal incluye un recorte de la tasa de ISR corporativa del actual 30 por ciento a 20 por ciento, un recorte menor al propuesto inicialmente, de 15 por ciento.

 

Además, se proponen otras medidas como la posibilidad de depreciar la inversión de capital de corto plazo por cinco años, así como modificaciones a la tabla de ISR que se aplica a personas físicas, lo que traería beneficios a las familias de bajos ingresos.

 

Según el análisis, México debería plantearse importantes cambios fiscales para hacer frente al proyecto de reforma fiscal de EU, pero no cuenta con espacio fiscal por la parte del ISR corporativo, razón por la cual deberá reformar otros gravámenes.

 

De acuerdo con cifras de Hacienda, la recaudación de ISR, tanto de personas físicas como morales, representa cerca de una tercera parte de los ingresos totales del sector público, esto es, el doble de los ingresos petroleros, lo que lo convierte en un gravamen de gran importancia para las finanzas públicas.

 

Según los analistas de Banorte-Ixe, las medidas que podrían ser implementadas en México atienden a un incremento de la recaudación de otros gravámenes, como el IVA, que según cifras de Hacienda representa 16.9 por ciento del total de ingresos.

 

La estrategia, según los analistas, atendería al objetivo de ampliar la base tributaria y reducir la tasa corporativa más atractiva, para ofrecer condiciones más atractivas. Hasta hace unas semanas, la autoridad hacendaria en México señaló que el aná- lisis de las respuestas que podrían implementarse se haría cuando se tenga un propuesta mucho más sólida. Otro de los argumentos de Hacienda es que la competitividad de México no está en lo fiscal, sino en el incremento de su productividad.

Escrito por Staff / Agencia Reforma

Con la red más extensa de periodistas profesionales cubriendo México, REFORMA es la institución informativa con más credibilidad y prestigio del País.


Twitter

Facebook