NACIONAL

Proponen que Segob cambie para asumir sólo las políticas de vigilancia.

 

La organización Causa en Común planteó ayer la implementación de un nuevo modelo de seguridad pública a nivel federal, que contempla restablecer la extinta Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal.

 

Al presentar sus propuestas para una reforma de seguridad y justicia, consideró indispensable definir una estructura a nivel de Secretaría de Estado encargada en forma exclusiva de la seguridad pública.

 

Durante el Sexto Foro Nacional “Sumemos Causas por la Seguridad, Ciudadanos + Policías”, consideró que, en principio, esto es posible por dos vías.

 

Una de ellas es transformar a la Secretaría de Gobernación (Segob) en una Secretaría del Interior, a cargo de las políticas e instancias de seguridad pública federal.

 

De concretarse este diseño institucional, la Segob transferiría sus funciones de operación y coordinación política a la Presidencia de la República.

 

“O bien, restableciendo a la Secretaría de Seguridad Pública federal”, indicó la organización en un pronunciamiento leído durante el foro realizado en el Castillo de Chapultepec.

 

La SSP fue creada el 30 de noviembre de 2000, el último día del Gobierno de Ernesto Zedillo, a petición del entonces mandatario electo Vicente Fox.

 

La dependencia se mantuvo durante la gestión del entonces Presidente Felipe Calderón y desapareció en la presente Administración federal de Enrique Peña Nieto.

 

La extinción se concretó el 2 de abril de 2013 al publicarse el nuevo Reglamento Interior de la Segob, que transfirió la atención del tema de la seguridad a dicha dependencia.

 

En su lugar, se creó la Comisión Nacional de Seguridad que, a diferencia de la extinta SSP, depende de la Secretaría de Gobernación.

 

El principal argumento para concretar este cambio fue generar un nuevo esquema de organización que permitiera mejorar la seguridad interna y, con ello, recuperar la paz y la tranquilidad en el País.

 

Causa en Común también planteó ampliar la plantilla de la Policía Federal (PF) para reducir la “presión operativa” impuesta a los elementos de las Fuerzas Armadas que desarrollan tareas de seguridad.

 

Asimismo, instaurar un solo modelo de Policía a nivel nacional; fortalecer la investigación e inteligencia; robustecer la profesionalización; y sancionar presupuestal y operativamente el incumplimiento de objetivos.

 

Otras propuestas son certificar a las academias e institutos de formación policial; aplicar un nuevo modelo de control de confianza; desarrollar estándares de conducta policial; y garantizar un presupuesto adecuado.

Escrito por Antonio Baranda / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook