VIDA

Los errores comunes de los empleadores son estereotipar cargos por tipo de discapacidad, desconfiar de sus habilidades o, peor, crear puestos especiales pero injustificados y por lo tanto vulnerables.

 

CIUDAD DE MÉXICO 26-Ago .- Para lograr una efectiva inclusión laboral de las personas con discapacidad, las empresas deben cambiar los paradigmas, advierte Fernando Estrada, director de Alianza Éntrale, asociación que promueve el empleo de esta población.

 


Los errores comunes de los empleadores son estereotipar cargos por tipo de discapacidad, desconfiar de sus habilidades o, peor, crear puestos especiales pero injustificados y por lo tanto vulnerables, detalló. 

 


"Una vez una persona me decía: '¿Quién te dijo que a los ciegos nos gusta trabajar en un call center?', porque fue una práctica que se empezó a usar para las personas con discapacidad visual".

 


Recordó el caso de un joven a quien le faltaban ambos brazos, se le asignó el cargo de supervisor, pero él se diseñó un arnés para realizar una labor manual como el resto de sus compañeros. 

 


"Muchas veces el desconocimiento, el no saber el talento o el potencial que tiene una persona es la primer barrera (...) es este miedo de decir: no va a poder hacer el trabajo", explicó.

 


La bolsa de trabajo de la asociación tiene un registro de casi seis mil personas con alguna discapacidad, con distinta formación académica y habilidades, y, según Estrada, desde marzo de 2016 a la fecha ha colocado a 3 mil 297 personas.

 


La accesibilidad, explicó, no es sólo tener rampas para sillas de ruedas sino, por ejemplo, buscar la forma de aplicar un examen psicométrico a una persona con discapacidad visual para detectar y aprovechar sus habilidades.


 

Señaló que una razón por la cual los proyectos de inclusión en las empresas fracasan, es porque contratan por la discapacidad y no por la capacidad, es decir, creando puestos especiales.

 


"Inventan un puesto que el día que haya un problema financiero, como es un puesto no justificado, se va a ir esa persona", manifestó.
Otro punto es que las empresas no saben a quien contactar para implementar un programa de inclusión y que las personas con discapacidad no saben dónde buscar a las empresas incluyentes.

 


Explicó que Alianza Éntrale cuentan con una red de facilitadores, que son fundaciones con proyectos probados en la implementación de prácticas incluyentes, además de una bolsa de trabajo en línea con vacantes en todo el País.

 


No obstante, las ferias de empleo y las áreas de vinculación de instituciones especializadas, como los Centros de Atención para Personas con Discapacidad (CAED), también pueden ser una buena opción para la búsqueda de empleo.

 


Erasto Reyes, quien tiene una discapacidad visual, y obtuvo un empleo gracias a esta plataforma, aconseja  prepararse para remontar las limitantes que implica tener alguna discapacidad.

 


"Todo el mundo necesita una parte extra, y para mi era la parte tecnológica, y esa es la parte en la que te das cuenta: ¿me están rechazando porque no doy el ancho o porque soy persona con discapacidad?", comentó.
 

 

Escrito por Staff / Agencia Reforma

Con la red más extensa de periodistas profesionales cubriendo México, REFORMA es la institución informativa con más credibilidad y prestigio del País.


Twitter

Facebook