NEGOCIOS

Gerardo Ruiz esparza, titular de la SCT; José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE y Arely Gómez, secretaria de la Función Pública, en las obras del nuevo aeropuerto.

 

La OCDE pidió a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), salir del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) “Se tiene que hacer una separación vertical de manera que el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), para que en su carácter de entidad corporativa, pueda definir con todo rigor técnico la estrategia de negocios, resolver problemas imperativos y tomar sus decisiones de inversión”, dijo José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE.

 

Durante la presentación del segundo Informe de Avances sobre el Desarrollo del NAIM, recordó que el proyecto ha adquirido cierta madurez y ha empezado a funcionar por su propia cuenta, por lo que es necesaria la separación.

 

Destacó que quizá debe darse el último paso sobre la figura jurídica que tendrá el GACM para asegurar esa diferencia, expuso.

 

Es importante, resaltó Gurría, garantizar que el desarrollo del proyecto sea irreversible.

 

“Lo que tenemos que hacer es marcar, asegurarnos, tenemos que dar señales que le digan a los inversionistas, a los mexicanos, que le digan al mucho entero: ‘este proyecto es irreversible, este proyecto se va a terminar, este proyecto es indispensable para el desarrollo futuro del turismo, en los negocios en México, no tiene que ir para atrás’”, sostuvo.

 

Esta señal debe darse en todos los frentes y empezar por la parte financiera, ya que los recursos que se requerirán son fundamentales, agregó.

 

Es importante una mayor eficacia en los estados de evaluación técnica y económica, destacó, lo que puede alcanzar el GACM perfeccionando sus criterios de valoración.

 

El secretario general de la OCDE pidió al GACM fortalecer su marco para la gestión de contratos. En este sentido, dijo, debe contarse con una estrategia para la implementación del protocolo de conflicto de intereses.

 

“Debe dejar muy clara la responsabilidad de los funcionarios públicos de denunciar irregularidades cuando éstas se presenten y que denunciantes no sólo no sean afectados en su estatus, sino que sean protegidos, tenemos que tener un sistema que evite los excesos o las vendettas”, detalló.

 

El también ex Secretario de Hacienda resaltó que el NAIM es el proyecto transexenal más importante, por lo que debe ser intensamente auditado, revisado, contar con una absoluta transparencia e impecable administración.

 

Durante su intervención, Arely Gómez, titular de la Secretaría de la Función Pública, aseguró que esta dependencia seguirá trabajando para la continuidad del proyecto.

 

Escrito por Azucena Vázquez / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook