ENTRE MUROS

El Polyforum Cultural Siqueiros tendrá un nuevo vecino: una torre de 48 niveles y 199 metros de altura.

 

Diseñada por el arquitecto Esteban Suárez, de Bunker Arquitectura, se planea que la edificación tenga un programa mixto en el que se acomoden oficinas, departamentos, comercio y un hotel; sin embargo, el punto central de la propuesta es su relación con el recinto cultural.

 

“Lo que queríamos era que este proyecto respondiera al sitio en el que está y al Polyforum. Entonces fuimos tomando una serie de acciones que estuvimos negociando con el INBA”, expuso Suárez, cuyo abuelo, Manuel Suárez y Suárez, fue mecenas del muralista.

 

“La torre se desplantará en una huella muy pequeña, que es sólo el 15 por ciento del predio, unos mil 300 metros cuadrados. Los primeros tres niveles de esta torre van a ser unas gradas y terrazas públicas. Entonces, vamos a darle más espacio al Polyforum para que la gente pueda subir y percibir los murales de la parte norte”.

 

 

Una vez que la edificación sobrepase en altura al Polyforum, el área de sus pisos se extenderá gracias a un voladizo, lo que permitirá que las plantas subsecuentes tengan el tamaño necesario para servir como oficinas, comercio o residencias.

 

“Como el edificio se desplanta en una huella muy esbelta, prácticamente no queda área habitable porque son puros cores de elevadores. Entonces, nos crecemos hacia adelante una vez pasando el nivel del Polyforum para tener plantas que sean comercialmente viables”, apuntó el artífice.

 

Estructuralmente, el edificio plantea un reto interesante al seralto, esbelto y contar con el volado hacia el frente. Para realizar un diseño adecuado, en el que los primeros niveles puedan soportar el esfuerzo en caso de sismo, se invitó a colaborar a una reconocida firma estadounidense y una nacional.

 

Vecino icónico

Pese a su cercanía al WTC, la torre proyectada no bloqueará sus vistas. Esto debido a que se acomodarán en paralelo y estarán desfasadas, pues la nueva construcción se ubicará más cerca de Insurgentes.

 

 

EN SEGUNDO PLANO

La propuesta arquitectónica cuenta con múltiples gestos con los que se busca poder mantener al Polyforum como protagonista del espacio.

 

Por ejemplo, el sky lobby permitirá una mejor apreciación del edificio, que, tan solo en su exterior, cuenta con 12 murales.

 

“Queríamos una arquitectura discreta para no competir con el Polyforum, sino dejar a la torre como un telón de fondo. Entonces, el edificio se echa para atrás. Tratamos de que estuviera en el predio en el lugar que menos afecta, que es la colindancia con el Sears”, señaló.

 

La elección de los materiales siguió la misma línea: el voladizo consistirá en un plano inclinado de cristal reflejante que ampliará las vistas de los murales.

 

Dos costillas estructurales de concreto a los costados servirán de estructura. Una de las fachadas estará cubierta con cristal transparente; la otra, en dirección opuesta al recinto cultural, será construida con precolados de concreto, con los que se replicarán las manos de la mujer de “La Marcha de la Humanidad”, así como la firma de Siqueiros.

 

La construcción de la torre empezará cuando se concluyan la restauración del Polyforum, en manos del Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam), y los nueve sótanos de estacionamiento, que permitirán la creación de una plaza pública en donde hoy se acomodan los automóviles y un par de construcciones que no son parte del proyecto original.

 

“Uno de los problemas que tenemos actualmente es que los murales quedan perdidos atrás de la abundante vegetación del predio. Trabajamos un proyecto de impacto urbano para reubicar los árboles en otro sitio”, explicó Suárez. “Que sea una plaza continua, que tenga algo de paisajismo pero que no se obstruya la vista de los murales”.

Rescate a largo plazo

La construcción de la torre permitirá que el Polyforum se mantenga, pues, de las rentas que se obtengan de la obra, se destinarán 12 millones de pesos anuales a los cuidados que requiere el recinto.

 

“Lo que busca este proyecto es rescatar al Polyforum, sobre todo resolver uno de sus problemas principales, que es el económico: le va a dar una viabilidad económica por 100 años”, dijo Suárez.

Escrito por Andrea Martínez de la Vega / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook