VIDA

La Fundación Cáncer Warriors de México, que apoya a familias con niños diagnosticados con esta enfermedad, promueve una iniciativa de reforma legal para que los padres de estos menores puedan ausentarse justificadamente de sus empleos y acompañar a sus hijos durante el tratamiento médico con goce de sueldo.

 

Kenji López Cuevas, director general de la fundación, expuso en entrevista que existe una ausencia de protección laboral para padres de menores diagnosticados con cáncer que, al acompañar a sus hijos a los tratamientos oncológicos correspondientes, se ven obligados a abandonar sus centros de trabajo.

 

Se trata, dijo, de tratamientos oncológicos que obligan a los padres a estar en el hospital hasta por 8 o 12 horas seguidas, o bien, a pasar varios días en las salas de hospitalización sin tener certeza de cuándo podrán volver a sus empleos.

La falta de previsión legal respecto a dichas ausencias, abundó, ocasiona que el patrón o empleador considere las mismas como injustificadas, generando despidos justificados en base al artículo 47, fracción 10, de la Ley Federal del Trabajo, que establece que, después de tres faltas injustificadas en un periodo de 30 días, el patrón puede despedir a los trabajadores.

 

Esta ausencia de protección laboral, destacó, impacta a las 23 mil familias que actualmente tienen un niño diagnosticado con cáncer en el País, y cada año aumenta en 5 mil nuevos casos.

 

Para revertir esta situación, anunció que la fundación presentó una iniciativa de reforma a la Ley General del Trabajo, del IMSS y del ISSSTE con el objetivo de que se estudie el mejor esquema para conceder licencias labores a los padres de los menores diagnosticados con cáncer, de manera que puedan ausentarse de sus puestos sin temor a perder su empleo o su ingreso.

 

“La iniciativa es un proyecto de esquemas distintos. Los esquemas que estamos proponiendo es que sean como las licencias de maternidad, donde se le permite a la madre trabajadora que se ausente de su centro de trabajo para atender a su hijo gozando de sueldo. 

 

“También puede ser como las licencias de paternidad, donde se le otorgan al padre cinco días con goce de sueldo, y esa carga va hacia el patrón. O se puede hacer un esquema mixto donde el Estado y el sector empresarial puedan ponerse de acuerdo para ver en qué porcentaje van a ser corresponsables de este beneficio de los trabajadores”, explicó el director de la Fundación Cáncer Warriors de México.

 

La iniciativa, informó, ya fue presentada a miembros de la Cámara de Diputados y del Senado de la República, pero la Fundación continuará organizando foros para analizarla en conjunto con representantes de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), del sector empresarial, médicos y activistas.

 

“Cada día que dejamos que pase sin que estas reformas se lleven a cabo estamos exponiendo a un padre a que pierda su empleo como consecuencia de acompañar a sus hijos a recibir un tratamiento oncológico”, agregó.

Países como España, subrayó, desde 2011 conceden este tipo de licencias para los padres con hijos que reciben tratamientos oncológicos, y, aunque su ingreso económico es menor, el Estado español les otorga un subsidio para compensar el salario que dejan de percibir.

Escrito por Evlyn Cervantes y Dulce Soto / Agencia Reforma

Reporteras de Agencia Reforma


Twitter

Facebook