ENTRE MUROS

En sus interiores, la propuesta destaca por su practicidad y elegancia, rasgos que fueron realzados a través del interiorismo llevado a cabo por Yabu Pushelberg.

CIUDAD DE MÉXICO.- Ubicado en el corazón de la ciudad de Aventura, este desarrollo de lujo se encuentra conformado por 190 unidades residenciales distribuidas en un terreno de dos hectáreas, el último disponible para construcción frente al mar en la zona.

El diseño del proyecto, llevado a cabo por la firma Coen Freeman Encinosa, fue realizado por el arquitecto Carlo Ott, quien se encargó de que cada residencia contara con increíbles vistas, así como una distribución caracterizada por su amplitud.

“Aventura es una comunidad para familias grandes y, por ende, diseñamos departamentos amplios con balcones profundos para permitir el uso para reuniones familiares y parrilladas con las cocinas al aire libre”, destacó Ryan Shear, director ejecutivo de Property Markets Group. De acuerdo con Shear, los elementos arquitectónicos y de diseño fueron el marco ideal para un proyecto caracterizado por las increíbles vistas a la bahía, la ciudad de Sunny Isles Beach y el Atlántico. Entre las amenidades contempladas en Echo Aventura se encuentra una piscina infinita con vista a la bahía y el mar, servicio para caminar mascotas, gimnasio con sala de yoga, spa y 19 ascensores privados, en el caso de los penthouse.

Las residencias de este complejo cuentan con terrazas exteriores, bodegas climatizadas, así como dormitorios privados para el personal de servicio. Además, cada penthouse está equipado con tecnología savant, lo que permite el control total de la residencia con productos de la marca Apple.

En sus interiores, la propuesta destaca por su practicidad y elegancia, rasgos que fueron realzados a través del interiorismo llevado a cabo por Yabu Pushelberg. Además del sistema iHome, de Apple, se emplearon elementos de iluminación indirecta y con dimmers para acentuar una arquitectura y diseños caracterizados por sus trazos limpios y una paleta de colores neutra que entra en equilibrio con el ambiente de Florida.

Las cocinas fueron diseñadas en carpintería italiana con acabados en piedra natural y, para completar el confort del lugar, se emplearon electrodomésticos Sub-zero Wolf. En el caso de este penthouse, el mobiliario fue adquirido en Artefacto, mientras que la curaduría de arte fue puesta de manos de Jorge Bello, de West Elm.

Escrito por Natalia Barraza / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook