INTERNACIONAL

Afronta la ley también el rechazo de los demócratas en Cámara baja.

 

 

WASHINGTON.- Un único senador provocó un nuevo cierre de Gobierno en Estados Unidos, aunque se prevé que éste sea de corta data.

 

 

La Cámara alta admitió anoche que no podía evitar el “apagón” ante la insistencia de uno de los republicanos – Rand Paul, de Kentucky– de retrasar la votación del presupuesto en protesta por el aumento del techo de endeudamiento.

 

 

El cierre de Gobierno entró en vigor a las 12:01 de hoy, tiempo local,pero los líderes del Capitolio esperaban poder aprobar el proyecto de financiación durante la madrugada para permitir que los funcionarios estadounidenses pudieran acudir a trabajar en la mañana.

 

 

Paul, senador que se identifica como libertario, mostró su ira hacia el gran incremento en el gasto federal que contempla el acuerdo presupuesto, negociado de forma bipartidista, y exigió durante horas en la Cámara alta la inclusión de una enmienda que pondría límites al endeudamiento del Gobierno estadounidense.

 

 

“La razón por la que estoy aquí esta noche es para poner a la gente en evidencia. “Quiero que la gente se siente incómoda. Quiero que tengan que responder a los ciudadanos que se pregunta en sus hogares: ‘¿Cómo es posible que estuvieran en contra de los déficits del Presidente Obama pero ahora apoyan los déficits republicanos?”, expresó el republicano. Y los problemas de la ley presupuestaria no terminan ahí.

 

 

Nancy Pelosi, líder demócrata en la Cámara baja, anunció que se opondría al acuerdo, y pidió a sus compañeros que se unieran para exigir un debate migratorio.

 

 

Esto, un día después de pronunciar un discurso de más de ocho horas en defensa de los jóvenes indocumentados llegados en la infancia, conocidos como dreamers y cuyo destino debe resolverse antes del 5 de marzo, día en el que pierden la protección que les fue otorgada por la Administración Obama.

 

 

Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, manifestó su deseo de ayudarlos, pero agregó que toda ley al respecto deberá contar con la aprobación del Presidente estadounidense, Donald Trump, quien exige a cambio una serie de drásticas medidas antimigrantes.

 

 

El acuerdo presupuestario otorgaría al Pentágono y a programas nacionales 300 mil millones de dólares adicionales durante los próximos dos años, lo que supone una victoria para los republicanos, partidiarios de más fondos para el Ejército, pero también para los demócratas, que buscan más proyectos de infraestructura y luchan contra el abuso de opiáceos.

 

 

También incluye casi 90 mil millones de dólares en ayuda para desastres para Texas, Florida y Puerto Rico. Pero, sobre todo, mantiene la financiación del Gobierno durante otras seis semanas, lo que da tiempo a los legisladores para sacar adelante una ley de gasto que se ocupe del resto del año fiscal, que termina el 30 de septiembre.

 

 

PIDE 3 MIL MILLONES PARA EL MURO

La propuesta de presupuesto de la Casa Blanca que será presentada el próximo lunes incluirá la petición de 3 mil millones de dólares como pago inicial para construir un muro en la frontera entre Estados Unidos y México, afirmó ayer una fuente de alto rango del Gobierno.

 

Estos fondos son adicionales a los 14 mil millones de dólares ya solicitados para la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.

 

 

Escrito por Staff / Agencia Reforma

Con la red más extensa de periodistas profesionales cubriendo México, REFORMA es la institución informativa con más credibilidad y prestigio del País.


Twitter

Facebook