NACIONAL

GUATEMALA.- El ex Gobernador de Veracruz, Javier Duarte, decidió no regresar de inmediato a México. “No puedo allanarme (aceptar la extradición inmediata).

Me reservo el derecho hasta que llegue la solicitud formal del Gobierno mexicano”, respondió a pregunta del Juez Adán García, que encabezó la primera audiencia en el Tribunal Quinto de Sentencia Penal de Narcoactividad y delito Ambiental.

De haber aceptado su retorno al país el ex Gobernador podría haber vuelto en menos de dos semanas, pero ahora no existe un plazo específico para que sea retornado, de acuerdo a las autoridades guatemaltecas.

“(Vamos) esperar que México haga el requerimiento, cuando haga el requerimiento se tomará la decisión (de qué hacer). No se sabe aún (cuanto tiempo podría llevarse la extradición), es incierto”, dijo el abogado defensor de Duarte, Óscar Pazán Rodas.

Sin embargo, entrevistada sobre el tema, la Fiscal General de Guatemala, Thelma Aldana, señaló que si se hacen uso de todos los recursos jurídicos existentes, apelaciones y amparos, el proceso puede llevar más de un año. Durante la comparecencia de este miércoles, el juez García le informó los motivos de su detención, consumada el sábado pasado en Panajachel, a petición de las autoridades de México, con fines de extradición.

García explicó que al no aceptar el procedimiento que se le ofreció, la autoridad judicial tendrá que notificar al Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala sobre la aprehensión formal del ex Gobernador, lo que podría llevar hasta 20 días, para que ésta a su vez requiera a México la petición formal de extradición, lo que tardaría hasta otros 60 días.

Al comienzo del acto jurídico, Duarte aseguró que tenía seis meses de estar en Guatemala aunque negó tener una residencia en esta nación. La audiencia, inició a las 13:35 horas local, a la que Duarte llegó alrededor de las 12:25 en la unidad 10 del Sistema Penitenciario y fuertemente custodiado desde la prisión de Matamoros, donde se encuentra recluido.

En el estacionamiento de la Torre de Tribunales el ex Gobernador fue revisado por policías. Vestido de camisa a cuadros manga larga, pantalón de mezclilla, zapatos cafés, un reloj en la mano izquierda y un chaleco antibalas, fue subido a un elevador que lo llevó al piso 11 del edificio.

La audiencia concluyó a las 15:45, y en ella hubo dos recesos, uno de las cuales sirvió para que el enjuiciado discutiera con sus abogados su decisión. Pese a los constantes cuestionamientos de la prensa, el ex mandatario veracruzano rechazó emitir comentarios.

Además, Duarte negó que sea necesaria una comunicación adicional a la Embajada mexicana sobre su caso porque dijo que las autoridades del país tenían pleno conocimiento de su detención y su proceso. Fuentes de la Cancillería mexicana indicaron que esto equivale a rechazar asistencia consular, aunque verificarán que reciba el debido proceso.

Escrito por Staff / Agencia Reforma

Con la red más extensa de periodistas profesionales cubriendo México, REFORMA es la institución informativa con más credibilidad y prestigio del País.


Twitter

Facebook