INTERNACIONAL

“Le han estado haciendo esto a nuestro país por mucho tiempo, por muchos años, y era hora de que alguien saliera en defensa de la gente de este y otros países.

 

 

BRIDGEWATER.- Ante las críticas por escalar la tensión con Corea del Norte al amenazarlos con una lluvia de “fuego y furia”, Donald Trump sólo tuvo un remordimiento: quizá debió ser más duro.

 

“Le han estado haciendo esto a nuestro país por mucho tiempo, por muchos años, y era hora de que alguien saliera en defensa de la gente de este y otros países.

 

Si acaso, la declaración no fue lo suficientemente dura”, aseguró a reporteros. Trump habló desde su club de golf en Bedminster, Nueva Jersey, donde está en lo que llamó “vacaciones de trabajo”. Ayer tenía planeado reunirse con el General H.R. McMaster, su Asesor de Seguridad Nacional, mientras la tensión con Corea del Norte amenaza con llegar a niveles nucleares.

 

Aunque sus consejeros han intentado modular su comentario original, hecho el martes como respuesta a las amenazas norcoreanas, Trump sugirió que no tiene motivos para retractarse. “Si Corea del Norte hace algo en términos de pensar en atacar a alguien a quien amamos o a quien representamos o a nuestros aliados o a nosotros.... entonces deberían estar muy nerviosos”, afirmó.

 

Las amenazas de Trump han sido recibidas con preocupación por expertos en el mundo. “Es quizá la cosa más estúpida y peligrosa que le he oído decir a un Presidente estadounidense”, aseguró John Mecklin, editor en jefe de la publicación académica Bulletin for Atomic Scientists, al Huffington Post.

 

La retórica entre Trump y Pyongyang ha alcanzado un nivel que alarma a la región. Pyongyang amenazó con tener listo un plan para atacar la isla estadounidense de Guam, en el Pacífico, antes de que termine el mes. Según el Departamento de Seguridad Nacional, el proyectil tardaría 14 minutos en llegar.

 

Además, han probado misiles balísticos intercontinentales que podrían alcanzar el territorio estadounidense. Tras esos ejercicios, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó sanciones económicas que limitan el comercio con el país y reducirían sus ingresos hasta en mil millones de dólares anuales.

 

También hay reportes de que ha progresado para incluir una miniojiva nuclear en uno de esos proyectiles. Las amenazas nucleares de Corea del Norte, que comenzaron en los años 90, han permitido a la familia del lí- der, Kim Jong-un, mantener un régimen autoritario sin intervención extranjera.

 

Pese a la retórica bélica, Trump también dijo que estaba abierto a negociaciones, como ha urgido el Secretario de Estado, Rex Tillerson. Sin embargo, afirmó que no veía un resultado posible, pues sus últimos tres predecesores no pudieron resolver el caso por la vía diplomática.

Escrito por Staff / Agencia Reforma

Con la red más extensa de periodistas profesionales cubriendo México, REFORMA es la institución informativa con más credibilidad y prestigio del País.


Twitter

Facebook