INTERNACIONAL

Da marcha atrás tras indignación en sus agencias de inteligencia.

 

WASHINGTON/BEIJING.- Donald Trump cedió. Tras haber dado por buenos los desmentidos de Vladimir Putin sobre la injerencia rusa durante las elecciones de 2016, el Presidente estadounidense tuvo que desdecirse.

 

La rápida y contundente reacción de los servicios de inteligencia y sus antiguos directivos, autores del crucial informe que acusa a Putin de haber ordenado la campaña de intoxicación contra Hillary Clinton, pudo más que las ganas de Trump de congraciarse con el Mandatario ruso.

 

“Estoy con nuestras agencias… Creo lo que dicen”, rectificó el republicano ayer en Hanói. Trump atacó la espina dorsal de la trama rusa.

 

En una conversación informal con Putin, había acabado dándole crédito y abofeteado a sus propios servicios de inteligencia. La explosiva reunión con Putin se celebró el sábado en la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC). En el encuentro, ambos Mandatarios hablaron de Siria, pero pronto la charla derivó hacia la madre de todos los escándalos.

 

“Me dijo que no había interferido. Le pregunté otra vez; me respondió que en absoluto. Él no hizo lo que dicen que hizo. Cada vez que me ve, me dice ‘Yo no lo hice’, y yo realmente creo que lo dice de veras”, explicó Trump a los medios. La bomba había estallado.

 

El Presidente había abrazado la versión rusa del escándalo y olvidado el trabajo de la CIA, el FBI y la NSA. Todos ellos, bajo los auspicios de la Dirección de Inteligencia Nacional, habían señalado en un excepcional informe hecho público en enero pasado que Putin había ordenado la mayor operación conocida hasta la fecha para interferir en la vida política de Estados Unidos.

 

Las declaraciones desencadenaron una inmediata respuesta de la comunidad de inteligencia estadounidense.

 

Escrito por Staff / Agencia Reforma

Con la red más extensa de periodistas profesionales cubriendo México, REFORMA es la institución informativa con más credibilidad y prestigio del País.


Twitter

Facebook