DE VIAJE

Hay que andar con cuidado, no vaya a ser que nos encontremos con alces u osos negros que habitan la zona.

 

ASPEN, Colorado, EU  22-Jul .- Para capturar la belleza de este escenario de Colorado Central, las Maroon Bells, no es necesario abusar de Instagram y sus filtros. 

 


No hay manera de comprobarlo, aunque tampoco de dudarlo: los locales aseguran que estos dos picos en las Montañas Elk, de las Rocosas, son los más fotografiados de Estados Unidos.

 


El primero se llama Maroon Peak y se eleva hasta los 4 mil 317 metros de altura. El segundo, North Maroon Peak, hasta los 4 mil 273 metros.

 


Este paraje de Estados Unidos está aproximadamente a 16 kilómetros al suroeste de Aspen, ese ex pueblo minero convertido en destino de esquí famoso por su lujo y sus celebridades.

 


Curiosamente, llegar hasta este punto, en invierno, es toda una odisea. Cerrados los accesos de autos y camiones, los aventureros se arriesgan usando vehículos de nieve, o bien, llegan practicando esquí a campo traviesa. 

 


Ahora -en pleno verano- su inmensidad se refleja con simetría en el Lago Maroon, que ocupa una cuenca que fue esculpida por los glaciares durante la Edad de Hielo. 

 


En la orilla, hay señores canosos que practican sin suerte pesca con mosca. Familias se tienden en el césped a hacer picnics, mientras reciben los rayos del sol. Y flores salvajes comienzan a tapizar de colores el valle.

 


Magnéticas, las Maroon Bells invitan silenciosamente a ser escaladas. Sin embargo, las rocas suelen ser inestables y estar sueltas. No por nada, de cariño, a las cimas también se les llama Deadly Bells.

 


Tras un rato de contemplación, para desentumir las piernas, hacemos una de las varias rutas de senderismo que hay disponibles (desde poco más de 1 kilómetro hasta los 10, todas, partiendo desde los 3 mil metros de altura).

 


Saltamos entre rocas, caminamos entre árboles Aspen y cruzamos puentes sobre el helado Río Blanco que trae agua del deshielo de las montañas.

 


Hay que andar con cuidado, no vaya a ser que nos encontremos con alces u osos negros que habitan la zona.

 


De salida, es inevitable aspirar una última vez el aire fresco del lugar, y disparar la cámara hacia las Maroon Bells, para llevarnos a casa esta obra de arte de la naturaleza.

 

 

 Viajero prevenido

  • 30 minutos, aprox., separan a Aspen de Maroon Bells. 
  • Un autobús gratuito parte desde Rubey Park Transit Center, en el centro de Aspen, rumbo a la montaña Aspen Highlands. Desde ahí, cada media hora salen camiones hacia Maroon Bells de las 8:00 a las 17:00 horas (8 dólares, por persona incluye). 
  • La entrada al área es gratuita.
  • 8:30, la mejor hora para disfrutar del escenario, sin tantos viajeros e ideal para organizar un picnic mañanero.
  • Que en tu backpack no falten: barras energéticas, agua, frutas, refrigerios y chamarra ligera. 
  • En la zona no hay restaurantes ni comercios. Sólo servicios sanitarios.
  • Imperdible: pesca en el lago. No olvides llevar tu propio equipo
  • 1 de octubre es el último día de la temporada en que se puede acceder en autobús.
     

 

Escrito por Mario Abner Colina / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook