NACIONAL

Critican anomalías que detectó ASF en el manejo del Seguro Popular.

 

El presupuesto en salud ha ido a la baja durante la actual administración y la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha documentado desvíos de los recursos del Seguro Popular en los estados, reprocharon ayer senadores a José Narro.

 

En su comparecencia ante los legisladores, el Secretario de Salud fue cuestionado por la falta de estrategia para atender las principales enfermedades que aquejan al país, como diabetes y cáncer, y por las malas condiciones de los hospitales.

 

Salvador López Brito, titular de la Comisión de Salud, señaló que la ASF documentó el desvío de 6 mil millones de pesos del Seguro Popular en los estados en 2016.

 

Estimó que el recorte al presupuesto del ramo ha sido de alrededor de 40 mil millones de pesos de 2013 a la fecha, y planteó que la prevención y el diagnóstico del cáncer, la diabetes y la obesidad –las principales enfermedades que aquejan al país–, son tardíos.

 

En su oportunidad, Narro, aseguró que la salud en Mé- xico ha mejorado, y destacó que los tiempos de revisión y comprobación de gastos ante la ASF no están empatados.

 

“Cuando el auditor revisa, las entidades federativas todavía tienen, con las reglas de operación, la posibilidad de seguir demostrando que efectivamente utilizaron los recursos. Eso es lo que explica esa situación.

 

“No hay tal condición en un elevado porcentaje de esos 6 mil millones de pesos, en la mayor parte. Sí hay todavía asuntos que estamos revisando con las entidades federativas”, apuntó.

 

Respecto a los recortes, argumentó que el gasto federal en los últimos 18 años se ha multiplicado más de seis veces, y la mayoría de los recursos se transfiere a los estados y al Gobierno de la Ciudad de México.

 

Sobre la rendición de cuentas, indicó que en los 20 meses que tiene al frente de la Secretaría de Salud van 52 denuncias penales por un monto de más de mil millones de pesos por no haberse acreditado el uso de los recursos federales.

 

En respuesta, senadores de distintos partidos aseguraron que los logros que presume el funcionario, no coinciden con la realidad.

 

Fernando Mayans, del PRD, concluyó que el primer nivel de atención en el país está desmantelado, y dijo que recientemente visitó el Hospital de Acapulco y opera en condiciones lamentables.

 

“En el quirófano había moscas”, aseguró.

 

El senador Luis Humberto Hernández, del PT, dijo que la salud no ha sido prioridad para el Gobierno de Enrique Peña Nieto, y que así lo demuestran los constantes recortes al presupuesto en salud.

 

María Elena Barrera, del PVEM, planteó que los candados que se han aplicado para trasparentar los recursos del Seguro Popular no son suficientes, por lo que es necesario legislar para limitar el desvío de recursos de salud.

 

Al respecto, Narro indicó que cuando se creó el Seguro Popular faltaron normas.

 

“Hoy padecemos parte del problema. Se resolvió en parte, pero no en su totalidad”, admitió el funcinario, y planteó la necesidad de reformas “para contar con un sistema nacional de salud que tenga otro formato que rompa con esas inercias”.

Escrito por Natalia Vitela / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook