NEGOCIOS

La empresa mexicana Sierra recorrió para el primer trimestre de 2019 la entrada en operación de la terminal marítima que planea construir en Tuxpan, Veracruz.

 

Iván Sandrea, director general de la compañía, explicó que su expectativa era arrancar a finales de 2018, pero conseguir los permisos para el proyecto les ha tomado más de lo que esperaban.

 

Detalló que el proyecto, con capacidad de 2.3 millones de barriles, ha invertido dos años en temas regulatorios.

 

“Si me preguntan ¿eso es muy lento?, absolutamente, pero no por nuestra parte, porque el sistema está atorado o tiene muchas cosas”.

 

Resaltó que son el único proyecto que cuenta con permisos de la Secretaría de Energía (Sener), la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente.

 

Están a la espera del último, el contrato con la API, que administra el puerto. La estrategia de la empresa Sierra se ha enfocado en detectar oportunidades en puertos y mar para crear infraestructura de importación y almacenamiento.

 

Dijo que han ofrecido a clientes el proyecto, pues hay empresas interesadas en vender combustibles al País.

 

Aunque puede operar independiente, se conectaría con un ducto de TransCanada, para transportar combustibles al centro del País, principal zona de consumo de gasolinas y diesel.

 

La CRE ya otorgó siete permisos de almacenamiento y tiene otros cuatro en evaluación, según datos publicados en su página de internet

Escrito por Norma Zúñiga / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook