BUENA MESA

Alrededor de las torres del Santuario de Nuestra Señora de la Soledad.

 

Alrededor de las torres del Santuario de Nuestra Señora de la Soledad, en el corazón de San Pedro Tlaquepaque, decenas de turistas y paseantes locales se disponen a hacer fila en los rinconcitos que ofrecen una amplia variedad de antojitos dulces y salados a un costado de El Parián.

 

Justo cuando el Sol se despide del día, los focos de los puestos se encienden para iluminar más de un comal en el que burbujean salchipulpos y papas fritas en aceite, a un lado salen churros bañados en azúcar y rellenos de mermelada, mientras que en otro punto alguien con destreza unta de crema y queso a varios elotes calientitos.

 

La mayoría de quienes hacen posible este paraíso de antojitos acumulan más de dos décadas consintiendo el paladar de sus fieles visitantes, ya sea en temporada vacacional o los domingos después de misa. Desde el nieto hasta el abuelo muestran con orgullo sus tradicionales recetas que forman parte del legado familiar y que han constituido las costumbres culinarias de la Villa Alfarera. Conócelos y forma parte del tour.

 

Imperio elotero

Hace cuatro décadas Gonzalo Maldonado visualizó una de las esquinas del Jardín Hidalgo como un lugar ideal para instalar un negocio de comida, esto por el flujo de personas que constantemente transita. Con los años juntó dinero para comprar un carrito equipado para vender elotes.

 

Su negocio prosperó tanto que sus hermanos imitaron el modelo y pusieron otros dos iguales, convirtiéndose en los puestos más visitados de la zona. La familia Maldonado, vecinos de Tlaquepaque, se abastece de su materia prima en el Mercado del Elote, ubicado en Analco.

 

Cada tercer día compra alrededor de mil mazorcas para vender cerca de 300 piezas diarias. Ofrecen elotes asados en 15 pesos; rebanados en vaso con su buena dotación de crema y queso a 20 pesos; o con sal, limón y chile a 15 pesos.

 

El jueves, viernes y sábados hay que hacer una larga fila de por lo menos 10 personas para disfrutar de sus famosos esquites, cocinados al calor de una olla de barro, preparados con mantequilla, pimiento morrón, epazote y retocados con chile de árbol; delicias que se venden entre 15 y 20 pesos.

 

 

ELOTES MALDONADO

  • Horario: Lunes, martes y jueves, de 15:00 a 23:00 horas; viernes, sábado y domingo, de 14:00 a 23:00 horas. Los miércoles descansan.
  • Contacto: 333-380-8952.
  • El tip: También acompañan el elote con verduras cocidas, ya sea papa, chayote o brócoli.

 

A refrescar garganta

Para Yolanda Galván ir a Tlaquepaque y no probar tejuino es como no haber ido. Por eso, desde 1985 ofrece la bebida hecha a base de maíz en contraesquina de El Parián. El negocio lo emprendió su madre, Josefina Guerrero, con una receta que su familia adoptó de las costumbres wixárikas y que consiste en dejar germinar el maíz hasta que le crezca una pequeña planta.

 

A diferencia del proceso de fermentación de otros tejuinos, la familia Galván deja remojar el maíz en telas de manta durante cuatro días en temporada invernal y hasta ocho cuando hace calor.

 

Yolanda cuenta que cada dos días preparan una olla con 40 litros de la mezcla endulzada con piloncillo y enfriada durante 24 horas. Sostiene que conquista a cada turista sediento por el sabor dulce de su tejuino y porque, según su madre, es bueno para aliviar el malestar estomacal.

 

TEJUINO SAN PEDRO

  • Horario: De jueves a martes, de 11:00 a 22:00 horas. Contacto: 332-213-8913.
  • El tip: Venden vasos de 10 a 20 pesos y litros en 30 pesos. Todos se acompañan con nieve de limón hecha en garrafa.

 

‘Gusgueras’ ligeritas

De los aromas que inundan al Jardín Hidalgo uno es característico: el de las guasanas y cacahuates cocidos. El responsable de detonar antojos es Óscar Gutiérrez, quien desde hace 30 años vende en el Centro de Tlaquepaque.

 

El negocio ha trascendido por tres generaciones en el mismo lugar y todos los días del año se instala para ofrecer las riquezas de temporada. Por ejemplo, en octubre empieza el tiempo de las guasanas o garbanzo tierno. Se sirve en bolsitas de 25 pesos o botes de 1 litro a 40 pesos. Si el cliente es de gustos fuertes, Óscar les esparce sal y unas gotas de chile

 

. En estos días es común el cacahuate tierno cocido. Su temporada es de mayo a diciembre y es uno de los más buscados por los que quieren sentarse en una banca del jardín a pelarlos. También vende camote del cerro, que dura de septiembre a mayo.

 

Lo trae cada tercer día de Yahualica, donde nace tierno y de mejor sabor, según dice; lo puede vender en grandes cantidades a 120 pesos el kilo.

 

BOTANAS EL GÜERO

  • Horario: Lunes a domingo, de 12:00 a 22:00 horas.
  • Contacto: 331-762-0697.
  • El tip: Llévalos a tus eventos o pedidos al mayoreo.

Escrito por Fabiola Hernández

Reportera de Agencia Reforma


Twitter

Facebook