NACIONAL

Las consejeros Claudia Zavala, Benito Nacif y Adriana Favela ayer en conferencia en la sede del Instituto Nacional Electoral.

 

 

El Instituto Nacional Electoral (INE) inició un procedimiento oficioso para sancionar e investigar inconsistencias e irregularidades en la obtención de firmas de apoyo por parte de aspirantes independientes a diputados federales.

 

 

“La autoridad electoral ha encontrado inconsistencias e irregularidades en las bases de datos. Por ello, el Instituto ha iniciado ya un proceso administrativo sancionador, ha iniciado ya de forma oficiosa una investigación para deslindar responsabilidad en aquellos casos en que estas inconsistencias e irregularidades sean contrarias a la ley”, informó el consejero Benito Nacif.

 

 

El también presidente de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos expuso que se cancelarán todas las firmas apócrifas, por lo que las cifras finales de apoyos obtenidos por los independientes pueden diferir de las que el organismo electoral ha dado a conocer hasta ahora.

 

 

“Ningún aspirante puede afirmar que por tener y superar, en cifras preliminares, el número de firmas requeridas, tiene ya garantizada la inscripción de su nombre en la boleta. Es posible que las cifras publicadas en forma diaria vaya sufriendo modificaciones”, añadió.

 

 

En tanto, el director ejecutivo del Registro Federal de Electores, René Miranda, comentó que también se investigará el presunto uso ilegal de padrones electorales.

 

 

Además, dijo el funcionario, se ha detectado utilización de licencias de conducir, duplicidad de firmas e incluso hay sospechas sobre un mal uso de los cuadernillos con datos de ciudadanos, que se utilizaron en las casillas de elecciones pasadas.

 

 

“Esos datos podrían estar en manos de gente que podría hacer un mal uso de ellos”, advirtió. La consejera Claudia Zavala precisó que, hasta ahora, sólo se indaga a los aspirantes a diputados federales, pues desde el pasdo 17 de diciembre concluyó el plazo legal para que recopilarán firmas.

 

 

Sin embargo, en la conferencia de prensa se aclaró que se dará una prórroga, a manera de garantía de audiencia, para que éstos aclaren las irregularidades detectadas hasta ahora.

 

 

Los consejeros explicaron que las firmas de quienes buscan contender por la Presidencia o un escaño del Senado también se someterán a escrutinio para encontrar irregularidades.

 

 

El plazo para recabar apoyos de aspirantes al Senado concluye el 21 de enero y, en el caso de la Presidencia, termina el 19 de febrero.

 

 

La consejera Adriana Favela indicó que, en las indagatorias sobre las anomalías de firmas recabadas por independientes, se contará con el apoyo de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade).

 

 

Escrito por Héctor Gutiérrez / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook