INTERNACIONAL

Se blinda frontera por droga.- Trump

Mueren 91 por día en Estados Unidos por sobredosis.

 

WASHINGTON.- El Presidente de Estados Unidos., Donald Trump, prometió ayer ganar la batalla contra los opiáceos, que matan a 91 estadounidenses al día, mediante el refuerzo de la seguridad en la frontera con México, el endurecimiento de penas a los narcotraficantes y las campañas de prevención de la adicción.

 

El Mandatario dijo que su estrategia debe pasar por ser duros en la frontera sur, en aparente referencia a la heroína consumida en Estados Unidos, de la que alrededor del 90 por ciento proviene de México.

 

“Estamos siendo muy, muy duros en nuestra frontera sur, y yo diría que de una forma que ciertamente nunca se había visto en este país, ese tipo de fuerza”, subrayó.

 

Esto, después de que el Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS, por sus siglas en inglés) publicó un informe en el que se indica que el 2016 se cobró la vida de casi 33 mil personas en su país a causa de los opiáceos.

 

Trump mantuvo una reunión con varios de sus asesores, entre ellos el Secretario de Salud, Tom Price, para evaluar posibles estrategias nacionales ante la crisis generada por la adicción a los medicamentos opiáceos, como OxyContin o Vicodin, que lleva a muchos estadounidenses a engancharse después a la heroína, más barata en el mercado negro.

 

El Presidente aseguró, además, que los juicios en tribunales federales por narcotráfico aumentarán rápidamente bajo su Gobierno, y se impondrán penas más largas.

 

“Nadie está a salvo de esta epidemia, que amenaza a todos, los jóvenes y los viejos, los ricos y los pobres, las comunidades urbanas y las rurales. Todo el mundo está amenazado”, dijo Trump en Bedminster, Nueva Jersey, donde se encuentra de vacaciones.

 

Las muertes por sobredosis de drogas tuvieron un sustancial incremento el año pasado en el país y alcanzaron 19.9 decesos por cada 100 mil habitantes en el tercer trimestre de 2016 en comparación con las 16.7 muertes en el mismo periodo de 2015, señaló ayer el NCHS. “Ganaremos.

 

No tenemos alternativa. Tenemos que ganar por nuestra juventud, tenemos que ganar por nuestros jóvenes, y, francamente, por muchas otras personas, no necesariamente jóvenes, que están completamente adictos y tienen problemas graves”, indicó.

 

En marzo pasado, Trump creó una comisión presidencial para combatir la crisis de opiáceos, liderada por el Gobernador de Nueva Jersey, el republicano Chris Christie.

 

La semana pasada, esa comisión emitió un informe que recomendaba al Presidente declarar inmediatamente una emergencia nacional, mecanismo que eliminaría algunas barreras burocráticas y presionaría al Congreso para otorgar al Gobierno más fondos para combatir el problema.

Escrito por Notimex

Notimex


Twitter

Facebook