CULTURA

En Salón ACME está la fiesta, y es el centro neurálgico joven de la semana del arte en la Ciudad de México.

 

CIUDAD DE MÉXICO.-Llega el domingo, cierre de la semana del arte en la Ciudad de México, y la sensación es de regocijo.

 

Es ésta, cada vez más, otra urbe. La feria de contemporáneo Zona Maco concluye con su edición más grande, el salto de 120 galerías a 170, manteniendo, entre una afluencia nutrida, la presencia de monstruos como Gagosian, Zwirner, Gladstone, y sumándose otros más, como Marian Goodman.

 

Y, más allá de las grandes ligas, las ferias satélite muestran también su consolidación, cada una creciendo a su ritmo, en su línea, sin estorbarse.

 

Material Art Fair sorprende no sólo con su curaduría de expositores, si no por su sede, que es una pieza de arte en sí misma: una estructura arquitectónica de tres niveles, de carácter industrial, aloja a los booths, dentro de otra estructura que es una joya de la ciudad, el Frontón México.

 

La sensación de feria amateur en sus pasadas sedes, como Expo Reforma o el Hilton, aquí se ha desvanecido. Destacan LTD, de Los Ángeles; Fierman, de Nueva York, y las capitalinas Almanaque y joségarciamx, además de los asaltos performáticos que los organizadores han dispuesto a lo largo de la semana.

 

Salón ACME, por su parte, afina su personalidad en su sede de General Prim 30; se extiende al inmueble vecino y consolida para los visitantes una experiencia galerística que no pueden ofrecer sus pares. Aquí está, además, la fiesta, y es el centro neurálgico joven de la semana del arte.

 

La semana del arte hace de la Ciudad de México, cada vez más, otra urbe.

Escrito por Staff / Agencia Reforma

Con la red más extensa de periodistas profesionales cubriendo México, REFORMA es la institución informativa con más credibilidad y prestigio del País.


Twitter

Facebook