LOCAL

La Profeco recomienda a los consumidores exigir a las gaseras el correcto pesado y llenado de los tanques al hacer su compra.

 

 

CANCÚN, Q. ROO.- El gas LP que se vende en Cancún se fue hasta el cielo en costos de comercialización, pues en los últimos 10 meses incrementó su precio en cerca de 126 pesos.

 

El sector energético comenzó a liberar sus precios de comercialización al público desde enero; la última etapa de liberación oficial será en la zona del sur-sureste del país en noviembre, cuando se espera un incremento más en el costo del gas licuado.

 

Al inicio del año la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) solicitó a todas las gaseras su tarifario de precios, mismos que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) deberá tener actualizado.

 

Gamaliel Canto Cambranis, titular de la dependencia, comentó que en enero pasado el tanque de 20 litros costaba 282.40 pesos y que su primer incremento ocurrió ese mismo mes, cuando subió a 332 pesos.

 

En Quintana Roo hay varias empresas que ofrecen el servicio de comercialización y distribución de gas LP, entre ellas Soni Gas, Z Gas, Delta, Gas Imperial y Thomza.

 

El funcionario señaló que es necesario que los consumidores exijan la entrega de comprobantes y el pesado del tanque que les es entregado, pues las principales quejas que llegan a la Profeco son por esas causas.

 

“En caso de que el consumidor detecte una variación, si se le acabó antes el gas o si el cilindro tiene fuga o daño, debe acudir a la Profeco con el ticket de compra para que se le asista en hacer la queja correspondiente.

 

“La Profeco continuará realizando operativos de verificación para que las empresas expendedoras de gas exhiban en todo momento el precio por kilo o litro, que cumplan con las condiciones de seguridad y que den litros de litro o en este caso, kilos”, advirtió.

 

En lo que va del año, en Benito Juárez se han interpuesto siete quejas por la venta de kilos incompletos, seis de las cuales fueron conciliadas a favor del consumidor con montos recuperados por arriba de los mil 700 pesos en total.

 

“Al ser un producto de primera necesidad, en el momento que el consumidor acude a la Profeco a levantar su queja se realiza una llamada telefónica a la empresa para conciliar en presencia del consumidor, para que se levante un convenio de cumplimiento inmediato no mayor a 24 horas, donde se le restituye el valor o importe que el consumidor reclama”, detalló.

Escrito por Teresa Pérez

Reportera de Luces del Siglo


Twitter

Facebook