NEGOCIOS

Los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) en conjunto con las aportaciones de la sociedad suman un monto suficiente para hacer frente a los daños ocasionados por los sismos de las últimas semanas, asegura la Secretaría de Hacienda.

 

En entrevista, Miguel Messmacher, subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda, explica que el monto disponible en el Fonden (9 mil millones de pesos para 2017), en conjunto con los seguros, bono catastrófico y las aportaciones de la sociedad, conforman una cantidad con la que se podrá atender las necesidades de apoyo y reconstrucción en zonas afectadas por los sismos.

 

Las donaciones, subrayó, son de especial importancia para lograr este objetivo y hacen posible descartar un escenario de insuficiencia de recursos.

 

“Lo que estamos viendo es un esfuerzo muy loable por parte de la sociedad de participar a través de donaciones”, dijo. Messmacher explicó que para el próximo año, la propuesta de presupuesto contempla un incremento de 6 mil millones de pesos para el Fonden.

 

Sin embargo, aclaró que ese monto adicional aún debe ser aprobado por el Congreso y existe la posibilidad de que los legisladores hagan un ajuste al alza. Según el subsecretario, los recursos del Fonden, que ya se han activado para la CDMX, se destinan en dos etapas fundamentales.

 

La primera, representa complicaciones logísticas pero que consume menos capital y está dirigida al suministro de víveres.

 

La segunda etapa requiere de mayores recursos económicos para las labores de reconstrucción. Señaló que la Ciudad de México se encuentra en la primera etapa, durante la cual los recursos del Fondo son asignados de manera inmediata.

 

Reiteró que en esta fase la participación civil resulta indispensable. En cuanto a las donaciones dijo que aún no se tiene un monto preciso pero se trata de una contribución importante.

Escrito por Staff / Agencia Reforma

Con la red más extensa de periodistas profesionales cubriendo México, REFORMA es la institución informativa con más credibilidad y prestigio del País.


Twitter

Facebook