BUENA MESA

Los cortes, el asador y el carbón son los protagonistas de muchos domingos en casa, y para hacerlos más grandes, el chef Javier Acuña apuesta por lo simple.

 

"Se pueden usar ingredientes comunes como sal, aceite, pimienta, comino y gran variedad de chiles para hacer experimentos y ver qué le gusta a la familia. Son elementos tan versátiles que pueden funcionar para todo, tanto para arrachera como para costillas", explica.

Mientras haya salsas ricas y tortillas calientes, el resto es pan comido. Si se quiere agasajar el paladar con cortes premium, el chef sugiere el tomahawk, que se caracteriza por su suavidad, cantidad de grasa ideal y un marmoleo excelente. Lo ideal es cocinarlo a término medio.

 

"Si a alguno no le agrada este término, le digo que debería darse la oportunidad de probarlo por dos razones. La primera es que se aprecia el sabor puro de la carne y lo segundo es que lo que se ve no es sangre, pues el animal está muerto desde hace tiempo, lo que se ve son jugos y agua", detalla.

 

También hay otros cortes fáciles de cocinar, como vacío de res, lomo, filete, además de recetas especiales que puedes preparar para dar un plus, como la de los tuétanos.

Eso sí, el secreto para disfrutar de una buena carne asada es dejar que el carbón haga su trabajo.

 

"El humo del carbón es lo que le da un perfume, ese sabor extra, delicioso y sutil; caraterísticas que no se obtienen con un horno o una plancha", indica Acuña. 

Escrito por Mariana Montes / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook