DE VIAJE

RIVIERA MAYA, Quintana Roo.- Quizá sea el inconfundible color cian de su mar, la cadencia de sus olas al bañar la suave arena o la manera en que las estrellas iluminan las caminatas que se regala alguno que otro par de enamorados... razones sobran para visitar y quedar prendado de esta riviera, la maya y siempre bella.

 

En este edén mexicano, lunamieleros encuentran resorts ideales para descansar y sellar su amor, y las familias se topan con cristalinos cenotes que invitan a refrescarse y divertirse con un gran chapuzón. Pero también las mujeres que gustan de viajar solas han hallado un rincón seguro para celebrar un logro, vivir un duelo o simplemente tomar un respiro.

 

 

Para consentir tanto a los viajeros asiduos como a los primerizos, Riviera Maya siempre busca reinventarse. Por ello, quienes sientan atracción por practicar glamping –tendencia que marida el glamour con los campamentos– pueden buscar un espacio en Serenity Eco Luxury Tented Camp By Xperience Hotels.

 

Sus tiendas de campaña tienen frigobar y aire acondicionado; en algunas hay jacuzzi. Si lo que se busca es vivir una experiencia más parecida a la que tienen los lugareños en su día a día, quizá la alternativa sea recurrir a plataformas como Airbnb, cuyo catálogo cada vez cobra más fuerza en destinos como Tulum. Los fanáticos de los todo incluido pero con un toque de lujo y enfocado sólo en adultos encuentran en UNICO 20°87° Hotel Riviera Maya la opción ideal.

 

En Cueva Siete, uno de los restaurantes del resort, los gastroturistas prueban las creaciones del chef Christian Bravo. Las ofertas en cuanto a hospedaje no cesan.

 

 

Un ejemplo es el Hotel Xcaret México que, incluso cuando se espera que abra sus puertas a principios de diciembre, ya recibió la certificación EarthCheck en Planeación y Diseño, que promueve la arquitectura, construcción y los proyectos en materia de sostenibilidad.

 

Si no quieres quedarte sin lugar para recibir el Año Nuevo en este destino, debes planear tu viaje a la de ya. Tan sólo este verano se registró una ocupación hotelera del 88.89 por ciento, de acuerdo con el Fideicomiso de Promoción Turística de Riviera Maya. Playa del Carmen sigue siendo un imán para quienes viajan con los amigos y buscan tanto diversión diurna como nocturna.

 

Por si faltaran motivos, del 30 de noviembre al 2 de diciembre se celebrará en Playa Mamitas el Riviera Maya Jazz Festival.

 

 

¿Una pizca más de arte? Los apasionados del Cirque du Soleil tienen la opción de disfrutar de uno de los espectáculos más reconocidos: Joyà. Como toda una joya es esta riviera del Caribe mexicano que brilla para todos.

Escrito por Cirze Tinajero / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook