CULTURA

Es una selección de la convocatoria Puestas en Escena de Conarte.

 

MONTERREY, NL.- A veces las imágenes que mejor transmiten la realidad son las más inverosímiles, como se podrá observar en la puesta "Contra el progreso" que la compañía regia El Gato Tuerto estrenó ayer en la Sala Experimental del Teatro de la Ciudad.

 

La obra, escrita por el catalán Esteve Soler, es una crítica a la destrucción que la humanidad ha causado a su hogar y a sí misma en aras de un supuesto progreso, explica Carlos Piñón, director de la puesta.

 

El montaje, uno de tres seleccionados en la convocatoria Puestas en Escena de Conarte, incluye a seis actores, quienes a lo largo de la obra fabrican muñecos de bebés que poco a poco pueblan el escenario como una plaga.

 

El guion presenta historias independientes con momentos surreales, como una familia que no sabe qué hacer cuando un niño del tercer mundo que estaban viendo en televisión de repente aparece de carne y hueso frente a ellos.

 

La obra, para público adolescente y adulto, critica la cultura de publicidad excesiva en una de sus escenas.

 

La puesta tendrá presentaciones hasta el 26 de noviembre con funciones los jueves y viernes a las 20:00 horas y los sábados y domingos a las 18:00 horas, con excepción del domingo 12, cuando se presentará a las 17:00.

 

Escrito por Luis López / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook