OPINIÓN

AL FILO del socavón se quedó Gerardo Ruiz Esparza ante las exigencias de la oposición para que renuncie por la tragedia en el Paso Exprés de Cuernavaca. Lo rescató Enrique Peña Nieto con eso de que hay que esperar los peritajes.


ASÍ se entiende dentro y fuera del gobierno luego de los reclamos de políticos opositores y del enojo social por la muerte de dos personas en esa vía.


AL ENCARGARLE al propio Ruiz Esparza separar de sus cargos a todos los funcionarios involucrados (excepto a él, por supuesto) y llevar a cabo las investigaciones, prácticamente lo ratificó al frente de la SCT... al menos por ahora.
PARA NADIE es secreto que la relación entre ambos va más allá de lo laboral, lo que hacía muuuy difícil pensar que Peña Nieto echaría a Ruiz Esparza. Dicen que si sobrevivió a los escándalos de OHL, del reparto de televisiones y de la circulación de los dobles remolques, un "bache" le hace lo que el viento a Juárez.
**

ACOSTUMBRADO a la elegancia de los barrios neoyorquinos, Alejandro Murat se las vio negras en estos días con el muladar en Oaxaca. Y no era político sino, literalmente, basura que saturaba las calles de la ciudad.


SE CALCULA que unas ¡5 mil toneladas! de desperdicios se acumularon durante los 10 días que estuvo cerrado el tiradero municipal. El motivo: las protestas de habitantes de 23 colonias contra el Frente Popular 14 de Junio.


ESTA AGRUPACIÓN no sólo controlaba el negocio de la basura, también existen denuncias en su contra por cobro de piso, secuestro, robo, extorsión y despojo... todo, con el beneplácito del gobierno estatal. Finalmente a Murat no le quedó de otra que presentarse en la zona y ceder ante las presiones. Inclusive, cuando se retiraba entre empujones, hubo voces que pedían prenderle fuego a su auto, lo cual por suerte no ocurrió.
**

MÁS QUE al estreno de la nueva temporada de Game of Thrones, todos están atentos a lo que hoy ocurra en el Consejo General del INE, pues el supuesto rebase de gastos de campaña en Coahuila podría esfumarse.


Al INICIO de la semana se perfilaba que siete consejeros apoyarían el dictamen de la Comisión de Fiscalización en el sentido de que tanto PAN como PRI se excedieron en sus campañas para gobernador. Pero, al parecer dos consejeros electorales ya se dieron, perdón, cedieron.


EXISTEN dudas de si Benito Nacif y Beatriz Zavala se mantendrán o si ya fueron convencidos por el intenso cabildeo del priista Enrique Ochoa, quien prácticamente acampó en el INE defendiendo el triunfo de Miguel Riquelme.


ASÍ, pues, hoy habrá una auténtica batalla en el INE. Winter is coming...

Escrito por Staff / Agencia Reforma

Con la red más extensa de periodistas profesionales cubriendo México, REFORMA es la institución informativa con más credibilidad y prestigio del País.


Twitter

Facebook