LOCAL

Cesar de Jesús Molina Suarez, magistrado de Justicia Administrativa del Estado de México, ofreció una conferencia sobre el caso Punto PUT.

 

CHETUMAL, Q. ROO.- Las acciones jurídicas de las cuatro últimas administraciones del Estado para definir los límites territoriales que se mantienen en disputa con Campeche y Yucatán, no tuvieron resultados positivos y han sido desechadas y archivadas desde la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

 

Sin embargo los magistrados del máximo tribunal del país, no han emitido ninguna determinación sobre a quién le corresponde el territorio reclamado desde 1997, es decir no se ha perdido ninguna franja de terreno y se mantiene sin aclarar cuáles son los límites territoriales entre los tres estados de la Península.

 

La solución al conflicto es meramente política y que corresponde al gobierno actual del estado, que encabeza Carlos Joaquín González decidir si procede o no dentro de su agenda impulsar la determinación de continuar la lucha jurídica por los límites estatales.

 

Lo anterior lo aseguró Cesar de Jesús Molina Suarez, magistrado de Justicia Administrativa del Estado de México, y uno de los principales asesores de los gobiernos de Quintana Roo en el malogrado litigio con Campeche y Yucatán.

 

En el marco de la conferencia ofrecida este jueves en Chetumal sobre las opciones jurídicas que el Estado tendría para resolver esa problemática que tiene alto contenido político, más que social dijo que existen dos vertientes.

 

Una de ellas, el diálogo, y alcanzar posibles acuerdos amistosos entre los gobiernos de cada entidad, que permita analizar y puntualizar los limites existentes, o en su caso trazar una nueva franja para dividir la península entre las tres entidades.

 

Esos acuerdos sólo tendrían que ser avalados por el Congreso de la Unión a través del Senado de la República.

 

Y en caso de que no exista la posibilidad de alcanzar un acuerdo amistoso, está la posibilidad de retomar el tema a través de lo contencioso y presentar una nueva controversia constitucional, como lo permite y establece el artículo 45 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 

“Aun cuando se han agotado dos controversias, no hay una determinación de la Corte para resolver de fondo el conflicto, se han emitido solo resoluciones de improcedencia o resoluciones meramente técnicas, los dos asuntos están ejecutoriados y se ha ordenado archivar los dos recursos presentados en distintas etapas por los gobiernos de Quintana Roo, principalmente porque no se han aportado los pruebas ofrecidas”.

 

Aseguró que ante el grupo parlamentario del PRI y la comisión legislativa de Límites Territoriales, en el Congreso local, ha planteado reactivar el tema con nuevos argumentos, y dentro de ellos, ahora sí presentar las pruebas históricas y legales que sustenten la controversia a presentar.

 

Además de que se ha tratado la posibilidad de crear un nuevo municipio de Quintana Roo en la zona limítrofe con Campeche, para obligar a la reapertura del expediente de parte de ese estado, sin embargo esa decisión también requiere de voluntad política de parte de las fracciones parlamentarias del Congreso del Estado.

 

“Existen todas estas opciones pero para todas debemos partir que de la base de que exista voluntad de parte del actual gobierno estatal respecto a querer promover y replantear la lucha por el territorio”, finalizó.

 

Originalmente, el estado de Quintana Roo posee 50 mil 843 kilómetros cuadrados, limitando con al norte con el Estado de Yucatán, al este con Campeche y Oeste con el Mar Caribe y al sur con los países de Guatemala y Belice; y sus coordenadas se describen en el Decreto de Creación del territorio en 1902, publicado el 24 de noviembre de ese año.

 

En enero de 1997, el gobierno de Mario Villanueva Madrid, interpuso la primera controversia constitucional, (9/97) para reclamar la invasión del territorio de Quintana Roo, de parte del Estado de Campeche al crear el municipio de Calakmul, con lo que se afectaban 191 comunidades y rancherías que legalmente pertenecían a esta entidad.

Escrito por Eugenio Pacheco

Reportero de Luces del Siglo


Twitter

Facebook