PRIMERA FILA

La admiración por una figura puede influir en las decisiones más importantes de vida, como pasó con la tapatía Alejandra Ruz, quien se convirtió en modelo gracias a Tyra Banks.

 

GUADALAJARA.–  “Me encanta, es mi ídolo, por ella empecé a modelar porque la veía en los programas de America’s Next Top Model, cuando yo tenía 8 años. Me hizo soñar”, compartió la joven de 23 años.

 

Su fascinación por la maniquí estadounidense y creadora del show televisivo de competencia de modelaje, también la llevó a ser parte de la versión mexicana del reality, en 2013. Pero ahí no termina. Alejandra Ruz desea ahora convertirse  en presentadora de televisión.

 

“Uno de mis propósitos es estudiar televisión, no me gusta la actuación, lo podría hacer, pero no me gustaría enfocarme en eso. Quisiera tomar un curso básico para improvisación.

 

“Me veo en algún programa mañanero, de salud o en alguno que aporte cosas buenas. Lo que no me gustaría es estar en algún show de comedia o bandero, porque suelen denigrar a las mujeres teniéndolas paradas como trofeos”.

 

Alejandra alcanzó el reconocimiento internacional en el 2015, cuando se convirtió en la primera modelo mexicana en ser imagen de la marca Guess, liderada por Paul Marciano.

 

Desde entonces, la tapatía ha sido invitada a diferentes pasarelas, shootings y lookbooks de la firma norteamericana.

 

“En noviembre pasado me fui a España a hacer un desfile para la presentación de nuevos proyectos de Guess. En el evento, que fue muy íntimo, estuvieron presentes vendedores y productores. Fue muy emocionante, me trataron como princesa”.

 

A diferencia de otras figuras tapatías como Karime Bribiesca, Mariana Zaragoza y Ale Infante, que se dedican más al modelaje fashionista, Ruz considera tener un perfil más comercial.

 

“Siempre fui una chica con curvas, mi perfil es más acuerpado. El conocer mi cuerpo me ha ayudado mucho a crecer porque así puedo adecuarme al producto”. “Me encanta como conduce Tyra Banks porque defiende lo que ella piensa, no le importa lo que la gente diga”.

 

 

Escrito por Abril Valadez / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook