NEGOCIOS

La empresa asiática está interesada en amarrar estas alianzas ya sea en la refinería “Antonio Dovalí Jaime".

 

Las paraestatales China Communications Construction Company (CCCC) y su subsidiaria CCCC Industrial Investment Holding, tienen interés de amarrar una alianza estratégica con Pemex para su refinería de Salina Cruz o una de Salamanca. Kurt Aanensen, gestor de la compañía, adelantó que el año pasado formalizaron sus intenciones en dos reuniones con el entonces director general de Pemex, José Antonio González Anaya. Ahora esperan dar continuidad a la propuesta con el nuevo titular Carlos Treviño.

 

 

La empresa asiática está interesada en amarrar estas alianzas ya sea en la refinería “Antonio Dovalí Jaime”, que tiene Pemex en Salina Cruz, Oaxaca, o en la refinería “Ing. Antonio M. Amor”, de Salamanca, en Guanajuato. Estiman que las inversiones ronden entre 3 mil y 3.5 mil millones de dólares, para reactivar la producción.

 

 

El gestor detalló que la firma china haría la inversión requerida y se convertirían en maquiladores, por lo que recibirían a cambio una tarifa por cada barril de petrolíferos de producción excedente. Aún falta afinar más detalles además del plazo y prórrogas que tendría el contrato.

 

 

La refinería y la producción de la refinería seguirán como propiedad de Pemex y la compañía china sólo operaría la infraestructura. La producción se quedaría en México. CCCC se dedica al diseño y construcción de infraestructura del sector comunicaciones y transportes.

 

 

En su Plan de Negocios 2017-2021 Pemex se fijó como meta amarrar alianzas para mejorar operaciones o reconfigurar sus refinerías de Tula, Salina Cruz y Salamanca, pero sólo ha anunciado contratos de suministro de hidrógeno con privados.

 

Escrito por Norma Zúñiga / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook