VIDA

 A través de sus talles educativos, Casa Cem muestra todo el proceso de los diferentes residuos, las implicaciones ambientales y cuestiona los modelos de consumo.

 

Guadalajara, México 01-Dec-2017 .-Para cuidar el ambiente, primero hay que enseñar.

 

 

 Esa es la premisa del Centro de Cultura y Educación Ambiental (Casa Cem), creado por la asociación civil Vías Verdes, que trabaja con jóvenes interesados en el cuidado del medio ambiente desde diversas aristas.

 

 

 "En Casa Cem el tema eje que trabajamos es la defensa de un medio ambiente sano, así como residuos y sustancias químicas, tenemos tres grandes ramas de abordar la problemática ambiental: educación, cultura ambiental, incidencia y gestión (trabajo con Gobierno y servidores públicos)", explicó su directora, Sofía Chávez.

 

 

 Entre los programas que utiliza el centro están las certificaciones "Escuelas Libres de Hielo Seco" y "Establecimientos Libres de Unicel", enfocadas en preparatorias, escuelas normales y algunos centros de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

 

 

 A la fecha llevan cinco escuelas certificadas.

 

 

 El programa, describe Chávez, es un proceso educativo no formal, en el que se guía a las escuelas a tener un cambio de hábitos en el consumo, uso y desecho de productos desechables de hielo seco.

 

 

 Con esta certificación, los planteles educativos se comprometen a invertir en vajillas de loza para no utilizar desechables al momento de servirse café o alimentos.

 

 

 A través de sus talles educativos, Casa Cem muestra todo el proceso de los diferentes residuos, las implicaciones ambientales y cuestiona los modelos de consumo.

 

 

 "Tenemos muchos chicos muy jóvenes, algunos recién egresados, que tienen puestos de mucha responsabilidad. Son jóvenes muy comprometidos, con un vasto conocimiento en sus temas de especialidad.

 

 

 "Tenemos gente de desarrollo de cómputo, mercadólogos, de gestión cultural, biólogos, de economía ambiental. Tenemos un poco de todo porque son temas muy complejos", destaca Chávez.

 

 

 Casa Cem es una de las 11 organizaciones que integran Quiriva, iniciativa que agrupa a por lo menos 11 asociaciones civiles, para generar un impacto dentro de la sociedad, así como buscar la obtención de recursos que los ayuden a solventar gastos necesarios para el crecimiento de cada una.

 

 

 En la próxima distribución de recursos de Quiriva, Casa Cem recibirá una cantidad de dinero que será destinada a modificar sus instalaciones, de manera que les permita ser autosustentables, es decir, abrir alguna cafetería o similar, para poder cubrir necesidades.

 

 

 Hace 12 años Casa Cem inició como un pequeño centro de acopio, y poco a poco fue creciendo.

 

 

 Ahora tienen instalaciones en Avenida Chapultepec, donde también ofrecen productos naturales y biodegradables, poseen un centro de acopio educativo, hacen labor de investigación y también generan nuevos proyectos.

 

 

 Casa Cem educa con el ejemplo. En sus instalaciones se comercializan productos naturales y biodegradables de aseo personal, limpieza del hogar, entre otros.

 

 

 En los talleres, a los jóvenes se les enseña el proceso de separación de residuos y el impacto que cada uno tiene en el ambiente.

 

 

Escrito por Liliana Espitia / Agencia Reforma

Reportera de Reforma


Twitter

Facebook