Impone Mariano Rajoy ultimátum a Cataluña

Por: Homero Fernández / Agencia Reforma
México 12 de Octubre 2017 - 06:10
Reportero de Reforma

Asegura Presidente que habrá diálogo sólo si se ajusta a un marco legal.

 

 

BARCELONA.- El Gobierno del Presidente español, Mariano Rajoy, exigió ayer formalmente al Presidente catalán, Carles Puigdemont, que aclare oficialmente si el martes declaró, o no, la independencia. El requerimiento fue interpretado por algunos como el primer paso para aplicar la intervención de la autonomía y por otros como una nueva oportunidad política.

 

“En la respuesta que el Presidente de la Generalitat dé a este requerimiento ahí se marcará el futuro de los acontecimientos de los próximos días”,

advirtió Rajoy

 

en su mensaje luego de su reunión con el Consejo de Ministros. “Si el señor Puigdemont manifiesta su voluntad de respetar la legalidad y restablecer la normalidad institucional se pondría fin a un período de inestabilidad, tensiones y quiebra de la convivencia”, exhortó. 

 

Lo cierto es que el procedimiento abrió un nuevo plazo de espera, que tiene como límite el lunes para contestar y el jueves 19 para rectificar, en caso de que la respuesta fuera afirmativa. Rajoy dijo ante el Congreso de Diputados, donde ofreció su mensaje, que no cabe ningún tipo de mediación y circunscribió un posible diálogo o negociación al marco constitucional.

 

“Se puede hablar de todo lo que la constitución permite hablar, incluso se puede plantear su reforma”, puntualizó.

 

En una entrevista difundida ayer por CNN, Puigdemont reclamó un diálogo sin condiciones entre ambos gobiernos tras proceder con la declaración de independencia catalana, e inmediatamente después proponer congelar la puesta en marcha para permitir un acercamiento con las autoridades españolas.

 

“Quizás, lo que podría ayudar a propiciar el diálogo es que dos personas que representen al Gobierno español y dos personas que representen al Govern de Cataluña se sienten con un único y simple punto, estar de acuerdo en nombrar a un mediador”, propuso Puigdemont. Para el líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, ha sido una muy buena señal que Rajoy esté dispuesto a una reforma constitucional en el ámbito territorial.

 

En una comparecencia en la sede partidaria, Sánchez confesó que había estado negociando con el Presidente español durante muchas horas para convencerlo de esa necesidad. Aseguró el apoyo institucional del PSOE en caso de que el Ejecutivo deba aplicar el artículo 155, que interviene la autonomía, y emplazó a Puigdemont a que se presente en el Congreso en el seno de la comisión sobre territorialidad que funcionaría durante seis meses.

 

Ayer, ante Rajoy, en el pleno de los Diputados que se prolongó por varias horas, los partidos representados fijaron sus posiciones.

 

El Partido Popular y Ciudadanos llamaron al orden al Govern y los partidos proindependentistas reafirmaron su tesis de que no darán ni un paso atrás, como dijo el representante del cogobernante Esquerra Republicana de Cataluña, Joan Tardà.