Asfixian a Fiscalía nuevas nóminas

Por: Eugenio Pacheco
México 14 de Noviembre 2017 - 06:05
Reportero de Luces del Siglo

Pide Miguel Ángel Pech al menos 11 mdp adicionales para operar en 2018.

 

CHETUMAL, Q. ROO.- Con un déficit presupuestal de poco más del 52 por ciento, en relación con los alrededor de 558 millones de pesos que ejerce en este 2017, el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Miguel Ángel Pech Cen, solicitó un aumento de al menos el 2 por ciento  —11 millones de pesos—para su presupuesto de 2018.

 

Dicho monto, precisó, alcanzaría para operar razonablemente los nuevos órganos que se crearon como parte de las reformas federales en materia de procuración y administración de justicia, tales como la Fiscalía Anticorrupción y la Fiscalía de Investigación de Delitos contra Periodistas y contra la Tortura, que traen su propia estructura burocrática.

 

Al entregar ante diputados del Congreso del Estado su proyecto de presupuesto para el 2018, el Fiscal General omitió dar a conocer el monto solicitado al Legislativo argumentando que la disciplina financiera se lo impide, sólo comentó que busca un aumento de poco más del dos por ciento respecto al presupuesto que ejercen en este 2017.

 

Pech Cen aseguró que el déficit de 52 por ciento impacta principalmente en temas como la contratación de personal y construcción espacios para que puedan operar nuevos entes como la Fiscalía Anticorrupción, fiscalías especiales como la de Investigación de Delitos contra Periodistas y contra la Tortura, así como también en la realización de infraestructura y equipamiento de áreas específicas de investigación, como la forense.

 

Sin embargo, aclaró que este déficit presupuestal no impacta directamente en las labores operativas de investigación del delito, y recordó que aun cuando los medios de comunicación no han dado seguimiento, en temas específicos han tenido resultados satisfactorios, como en el combate a delitos de alto impacto, homicidios, secuestro y detención de células de la delincuencia organizada.

 

Las dificultades financieras, recalcó, se focalizan en obras inconclusas y algunos proyectos que no pueden ejecutarse, como la capacitación del personal.

 

“No impacta específicamente en áreas operativas de investigación, sino en las necesidades reales que se tienen para poder operar en todo el estado, pero sí tenemos poquito más de 52 por ciento de déficit de lo que está autorizado, con las necesidades reales”, justificó.

 

Pech Cen confió en que con un mayor presupuesto podrán aterrizar proyectos y programas necesarios, sobre todo de infraestructura, para consolidar el sistema de justicia penal vigente y resolver el rezago que mantienen en la zona norte de la entidad.

 

Se refirió específicamente al edificio de juzgados orales en Cancún, que requiere una corrección en su construcción, luego de que la administración gubernamental de Roberto Borge Angulo les heredó una infraestructura nula en funcionalidad y equipamiento.