‘A’ de Arriola

Por: Guadalupe Loaeza
México 13 de Febrero 2018 - 07:02
Escritora y periodista.Inicié mi carrera periodística en 1982. He publicado más de 45 libros.En 2004 el gobierno de Francia me condecoró con la Legión de Honor. Columnista de Reforma.

Los tres pueden ganar. Los tres son muy talentosos y preparados. Y cada uno de los tres puede hacer mucho por la Ciudad de México. Me refiero a los tres candidatos a jefe de Gobierno para el 2018.

 

En orden alfabético, comenzaré por hablar de Mikel Arriola (PRI), para seguir con Alejandra Barrales (Frente) y terminar con Claudia Sheinbaum (Morena). ¿Quién es este joven abogado de 42 años, licenciado en derecho por la Universidad Anáhuac y maestro en políticas públicas por la London School of Economics and Political Science, maestro en derecho por la Universidad de Chicago y quien sacara adelante, como director general, al IMSS, institución que recibió en números rojos y que dejó en números negros y con un ahorro de 58 mil millones de pesos?

 

¿Quién es este político tan apasionado que osó lanzarse como candidato en una entidad en la que el PRI es detestado, rechazado y totalmente descalificado, para gobernar una ciudad que ha sido gobernada durante 20 años por la izquierda? Y, ¿quién es este “candidato ciudadano” que está contra el consumo de la marihuana y de la adopción de hijos por parejas del mismo sexo, no obstante la Suprema Corte aprobó el derecho de adopción a matrimonios gay desde 2010 y está considerada en la nueva Constitución de la Ciudad de México? Mikel Andoni Arriola nació y creció en la Ciudad de México. De niño vivió en la colonia Cuauhtémoc en Río Tigris, en donde todavía vive su abuela, doña Tere Barrenechea.

 

Mikel es hijo de Salvador Arriola Barrenechea, actualmente nuestro embajador en Brasil y que antes lo fue en Guatemala y en Uruguay. Su madre es Aurora Peñalosa. Mikel nada más tiene un hermano llamado Iker y es uno de los mejores abogados civilistas del país. Su abuelo, Salvador Arriola, llegó a nuestro país de Marquina (muy cerca de San Sebastián), como pelotari profesional y como integrante del partido inaugural del Frontón México en 1929. El abuelo le enseñó a sus nietos a jugar el Jai Alai, el juego vasco con cesta.

 

Lo que nunca se imaginó don Salvador es que, con el tiempo, su nieto Mikel llegaría a ser campeón de México en este deporte en el 2014. Mikel Arriola está casado con la historiadora del arte Jimena Galindo. El ex director del IMSS tiene dos pasiones, Jimena y Santiago, su pequeño hijo de 4 años. Los que lo conocen muy bien dicen que Mikel es “un masca rieles”, amante de los retos y desafíos muy pesados.

 

“No teme a persona alguna. Disfruta con las emociones y le gusta mucho el deporte; ha sido maratonista, jugador de futbol soccer y beisbol. Quiso ser torero, lo cual dice mucho de su carácter”. En lo que se refiere a su carácter fuerte y perseverante, es cierto que cuando estuvo en la Cofepris y en el IMSS tuvo éxitos notables. Por ejemplo, en la primera institución volvió genéricos muchísimos medicamentos, abaratándolos al máximo.

 

Cuando estuvo en el Seguro Social, después de que el IMSS llevara más de 30 años de quiebra, lo puso, en muy pocos años, en números negros. Gracias a los ahorros multimillonarios que logró, pudo construir hospitales y clínicas. Modernizó el sistema de consultas y citas mediante un innovador sistema digital. Gracias a esta aplicación se puede pedir la cita con unos días de anterioridad. Este candidato por el PRI a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México tiene planes muy ambiciosos por ejemplo: dotar de agua a la ciudad, construir 15 kilómetros de Metro cada año, es decir, 100 en seis años, y colocar, al menos, un millón de cámaras.

 

Ha dicho que si gana eliminará las fotomultas y las temibles “arañas” en los parquímetros. Sueña con un periférico completo y con un desarrollo en las 750 hectáreas donde se ubica el actual aeropuerto. Es obvio que incrementará programas de deportes. Pero lo que más le obsesiona a Mikel es la inseguridad que a diario padecemos en la CDMX.

 

Dicho todo lo anterior lamento que el candidato no haya estado informado sobre lo expresado en la Constitución de la Ciudad de México (la cual entrará en vigor en septiembre) y que a la letra dice, en el párrafo 2 del apartado H: “Se reconoce en igualdad de derechos a las familias formadas por parejas de personas LGBTTTI, con o sin hijas e hijos, que estén bajo la figura de matrimonio civil, concubinato o alguna otra unión civil”. Sin embargo hay que admitir que Mikel Arriola es un candidato espléndido y va a estar dura la competencia.