Le faltan manos a los Vaqueros

143

Bryant contestó en Twitter a las declaraciones de Jones.

FRISCO, Texas, EU.-Tras iniciar la temporada con marca de 2-3, Jerry Jones, propietario de los Vaqueros de Dallas está comenzando a impacientarse.
En las primeras cinco semanas del rol regular, los Vaqueros promedian 172 yardas aéreas por partido, tercero peor de la NFL, algo que el dueño y gerente general del equipo de “La Estrella Solitaria” no le atribuye al quarterback Dak Prescott, sino a la falta de un gran receptor.
 
LEE TAMBIÉN: CANCELADOS
“Un verdadero receptor número uno es como el que vimos la otra noche (DeAndre Hopkins). Ves a Julio Jones, a jugadores como ellos.
Estos tipos te pueden cambiar un juego y ése no ha sido nuestro caso en los últimos años”, lamentó Jones en un programa de radio. Mientras esta campaña 75 jugadores, incluyendo 54 receptores, acumulan al menos 200 yardas por aire en la Liga, Dallas no tiene alguno. El corredor Ezekiel Elliott lidera al conjunto con 22 atrapadas.
Debido a esto, se ha especulado sobre el regreso de Dez Bryant, quien fue cortado por el equipo en abril y que no había producido al nivel del contrato de 70 millones de dólares que se ganó en 2015, luego de hilar tres temporadas con al menos 88 recepciones, mil 200 yardas y 12 touchdowns. Bryant contestó en Twitter a las declaraciones de Jones.
“Como receptor de los Vaqueros de Dallas tienes que estar tranquilo, porque no te van a lanzar como a Antonio Brown, Odell Beckham Jr. o DeAndre Hopkins. Nunca tuve éxito por el esquema, siempre hice que las cosas sucedieran.
Ellos tenía a Jason Witten como nuestro #1, así que Jerry tiene razón”, escribió. Cole Beasley encabeza con 17 recepciones y 193 yardas a los receptores de los Vaqueros, que añadieron a Allen Hurns y Deonte Thompson en la agencia libre, y reclutaron en la tercera ronda del Draft a Michael Gallup.
 
LEE TAMBIÉN: Ratifican sentencia contra feminicida
Sin embargo, esta apuesta no les ha funcionado, ya que entre los tres suman 25 atrapadas para 268 yardas y una anotación.