NIDO DE VÍBORAS

136

¿Qué más podía decir el director de Fonatur si apenas es un simple funcionario?

MILITARIZAR O no militarizar, ¿esa es la cuestión? La respuesta no es simple. Colocar a soldados en ejercicios policiales no es recomendable y pervierte la función original de cada uno, pero se trata de una medida extraordinaria para una situación extraordinaria.
PORQUE NO es sólo la violencia ligada al narcotráfico la que hay que atajar, sino también atender un sistema policial y de justicia que necesitan una remozada extrema porque las grietas de años crecieron hasta amenazar con tumbar el edificio. Tamaña operación no se arregla con curitas ni parches.
EN ESA lógica, el establecimiento de un cuartel de la policía militar en Cancún es apenas una parte de la estrategia, que debe complementarse con una continua limpieza de los cuerpos policiacos y su constante capacitación tanto operativa como en materia de derechos humanos.
NO, LA respuesta no es militarizar, pero tampoco es eso lo que ocurre. Lo que sí debe ocurrir es una mirada atenta de parte de todos, desde organismos civiles hasta los llamados ciudadanos de a pie, pues la situación no se limita a una lucha de ladrones contra policías, sino que compete a todos por igual.
***
COMO TAMBIÉN es responsabilidad compartida la forma en que se ejecute el desarrollo turístico del estado. Punto en el que, según entendimos, está de acuerdo el director de Fonatur, Miguel Alonso Reyes, quien tras las críticas por la venta de un predio aledaño a playa Delfines, salió al paso para justificar que el bajoprecio no lo pusieron ellos sino el Indabin y que ni modo, que qué se le va a hacer.
CONCEDAMOS QUE jurídicamente el funcionario tiene razón: toda la operación responde a un protocolo hecho conforme a manual; el asunto es que ese manual está desfasado de los tiempos y las cosas ya no deberían hacerse así en el futuro.
ANTES, EN los inicios de Cancún por ejemplo, todo pasaba por Fonatur y su palabra era la ley; pero en los tiempos que corren ninguna institución federal o estatal puede hacer su santa voluntad sin que la gente se entere y arme una marcha o una protesta si algo no le parece.
DE MODO que tiene razón míster Alonso Reyes cuando dice que la población local debe estar vigilante para que no haya algún misterioso cambio en uso de suelo a espaldas de la gente para que el predio en playa Delfines sirva de base a un monumental hotel.
PUES SÍ, ¿qué más podía decir el director de Fonatur si apenas es un simple funcionario?
***
BISNES IS bisnes. Los representantes legales de Crediamigo, una empresa que se dedica a prestar lana para luego cobrarla con intereses, amagan con embargar a empleados municipales de Chetumal por el impago de sus cuotas.
PERO NO se malentienda que la traen contra los burócratas, lo que pasa es que los pagos nunca llegaron a la empresa, pese a que a los trabajadores sí les aplicaron el descuento de nómina, por lo que oficialmente siguen siendo deudores.
¿Y AHORA apá? Pues lo dicho, bisnes is bisnes y los amiguitos de Crediamigo se alistan a cobrar de modo no muy amistoso lo que por ley es suyo; mientras tanto, se espera un incremento en las mentadas en contra del presunto responsable de esta situación, el ex presidente municipal de aquellos lares, Eduardo Espinosa Abuxapqui, durante cuyo mandato ocurrió el amigable chanchullo. ¿Qué pasó amiguito?