Rechaza Borge la reforma

158

El ex mandatario de Quintana Roo (1987-1993) indicó que la medida no es asertiva.

La anulación del requisito de residencia mínima para la elección del próximo fiscal general del estado fue rechazada por el ex gobernador Miguel Borge Martín.
En su consideración, la reforma aprobada por el Congreso estatal permite la llegada de nuevos actores de otras entidades a cargos que debieran ser ocupados por quintanarroenses.
LEE TAMBIÉN: Diversificación del turismo, meta para Cancún
Ayer miércoles la XV Legislatura aprobó por mayoría modificar la Constitución Política del Estado de Quintana Roo, para dejar sin efecto tal requisito, que pide una residencia mínima comprobable de cinco años para quien aspire a ocupar el cargo de fiscal general.
La batería de reformas fue turnada a los Ayuntamientos para que se pronuncien al respecto, pues al tratarse de una reforma constitucional requiere de la aprobación de más del 50 por ciento de los cabildos municipales.
El ex mandatario de Quintana Roo (1987-1993) indicó que la medida no es asertiva, puesto que no establece una garantía de eficacia en el trabajo.
LEE TAMBIÉN: Austeridad es idea pequeña: Carlos Joaquín
Consideró que un quintanarroense, al conocer el contexto mejor que cualquier persona venida de otra entidad, está mejor calificado para dirigir la Fiscalía General del Estado (FGE).