Presiona Capitolio por Arabia Saudí

156

El Presidente debe detener inmediatamente la venta de armas y el apoyo militar.

 
Staff Reforma
WASHINGTON.- La desaparición del periodista saudí Jamal Khashoggi abrió un nuevo conflicto entre el Congreso y la Casa Blanca.
 
Los diputados estadounidenses exigieron ayer una investigación sobre el paradero del Khashoggi –conocido por sus artículos contra el Gobierno saudí–, después de que entrara en el consulado de Arabia Saudí en Estambul el 2 de octubre, donde fuentes turcas afirmaron que fue asesinado.
 
Además, acusaron al Gobierno de Donald Trump de actuar con demasiada lentitud para presionar al país a que dé respuestas sobre lo que ocurrió con el periodista. “Los saudíes seguirán matando a civiles y periodistas mientras sigamos armándolos y asistiéndolos.
 
El Presidente debe detener inmediatamente la venta de armas y el apoyo militar”, escribió el senador republicano Rand Paul en Twitter. Sin embargo, Trump rechazó que ésta sea la solución porque alegó que eso llevaría a que el reino refuerce sus lazos con China y Rusia.
 
Tras calificar las relaciones actuales con Riad como excelentes, añadió que ya están investigando la desaparición y que no es necesario imponer sanciones, tal y como reclamaron los máximos representantes de los partidos Demócrata y Republicano de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado. “Si se descubre que ellos han asesinado al periodista, eso cambiará enormemente nuestra relación.
 
Habrá que imponer sanciones significativas en los niveles más altos”, señaló el republicano Bob Corker. Añadió que, a partir de ahora, sería muy difícil para Trump conseguir la aprobación a nuevas ventas de armamento a este país.
 
Arabia Saudí ha sido uno de los puntos críticos entre el Congreso y el Mandatario por los ataques de los rebeldes hutíes en Yemen, liderados por el reino, y que han provocado la muerte de miles de civiles.